Desmantelamiento del Servicio de Urgencias y conflicto laboral en el Hospital de Alta Resolución de Benalmádena

El cambio unilateral de turno y la reducción de facultativos de la plantilla actual por el director médico del complejo hospitalario Virgen de la Victoria, Pedro Medina, desata las protestas y denuncias de los trabajadores

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) denuncia el cambio abrupto y unilateral en el turno de trabajo del servicio de Urgencias del Hospital de Alta Resolución de Benalmádena, llevado a cabo por el director médico del complejo hospitalario Virgen de la Victoria, Pedro Medina.

La decisión del doctor Medina, tomada sin consenso con los trabajadores ni con sus legítimos representantes sindicales, impacta negativamente en la conciliación laboral y la organización del centro, cuyo horario se mantenía estable desde 2007.

Adicionalmente, la estatutarización aceptada por algunos trabajadores con plaza en propiedad en la Agencia Pública Sanitaria Hospital Costa del Sol incluía el compromiso de mantener su forma de trabajo, compromiso ignorado con el cambio de turno impuesto. Estos profesionales ahora se ven afectados por alteraciones unilaterales en sus horarios.

La negativa del director médico a atender las peticiones de los trabajadores, canalizadas a través de sus delegados sindicales, ha generado preocupación en la plantilla de médicos del servicio de urgencias del Hospital de Benalmádena. Esta falta de diálogo y decisiones unilaterales podría llevar a la rescisión de contratos por parte de la Administración ya que, según indican, la plantilla está sobredimensionada y pretenden que se realice el mismo trabajo que se viene realizando hasta ahora con menos médicos. Por lo tanto, eso será igual a una sobrecarga laboral mayor a los médicos que quedan trabajando en el servicio y aumentaría el riesgo de dar una mala atención a los ciudadanos, cuya responsabilidad recaería sobre la dirección del centro hospitalario. Esta situación, incluso podría provocar la renuncia de algunos facultativos a renovar sus contratos ante la amenaza de estos cambios unilaterales y el empeoramiento que se daría en el servicio y en la atención de urgencias.

Actualmente, se está amenazando la estabilidad del servicio de urgencias de Benalmádena, que ha venido funcionado sin problemas desde 2007. El cambio abrupto en los turnos afectaría a la conciliación familiar y laboral de los trabajadores y podría resultar en un desmantelamiento del servicio, comprometiendo la atención sanitaria de la zona.

Por ello, el SMM exige el respeto a los acuerdos establecidos anteriormente con la dirección médica, la dirección de personal y el responsable de la unidad, por lo que subraya la necesidad de que cualquier modificación en el turno de trabajo se realice mediante un diálogo transparente y un consenso entre la empresa y los trabajadores, supervisado por sus delegados sindicales, en pleno respeto a sus derechos laborales.

Así, este sindicato destaca la importancia de reconocer la labor de los profesionales del servicio de urgencias del Hospital de Alta Resolución de Benalmádena, quienes durante 16 años han brindado una atención sanitaria excelente. Es fundamental abordar este proceso con respeto, garantizando un diálogo efectivo entre la dirección médica y los trabajadores para prevenir conflictos y preservar la armonía laboral