Jueves 17 Octubre 2019

 facebook  twitter  instagram 

Un total de once localidades cuestionan las recientes modificaciones de la Delegación de Salud y ponen sobre la mesa posibles movilizaciones

alcaldesFuente: diariosur.es

Cuatro municipios del interior de la provincia abrieron la veda. Villanueva de Algaidas, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos y Villanueva de Tapia pidieron una reunión urgente con el delegado de Salud en Málaga, Carlos Bautista, y anunciaron acciones de distinto calado si sus quejas no eran atendidas. Ahora, siete localidades de la misma área sanitaria (Zona Norte-Antequera) se han sumado a su causa: Archidona, Mollina, Humilladero, Villanueva del Rosario, Villanueva del Trabuco, Fuente de Piedra y Alameda tampoco están de acuerdo con la reestructuración del servicio de urgencias que la Consejería ha aplicado en su comarca, y aseguran que sus vecinos están padeciendo diversas complicaciones de cara a los transportes en ambulancia.

Los alcaldes y alcaldesas de los once municipios se reunieron este miércoles para profundizar en torno a la situación. Entre sus argumentos se encuentran que, juntos, suman a más de 40.000 habitantes y que el nuevo planteamiento hay menos equipos disponibles para el total de la población. Los cambios en el servicio de ambulancias en la Zona Norte afectan, además, a las cuatro residencias de ancianos que funcionan en la comarca. Estos centros necesitan «una asistencia más continua por tratarse de personas mayores». Además, los ediles recuerdan que los equipos de urgencias tienen que dar servicio también «a los respectivos tramos de autovía que hay frente a estos municipios».

En la reunión de este miércoles, los alcaldes –de distintas formaciones políticas– han llegado al acuerdo de no «hacer un uso partidista de este asunto», en el que están involucrados todos los municipios afectados por lo que insisten en solicitar una reunión (ya actualizada con los nuevos dirigentes adheridos) con el delegado de Salud en Málaga para exponer su descontento, solicitar la recuperación del sistema de ambulancias que operaba hasta el momento, así como la implantación del 061 en Antequera. «No vamos en contra de Antequera, queremos que se mejore el servicio allí, pero no estamos de acuerdo con que se mejore en detrimento de otras localidades. No podemos tener vecinos de primer y segundo nivel», recalcan los representantes en un comunicado conjunto tras el encuentro mantenido en Villanueva de Algaidas.

Por todo ello, han acordado solicitar además un equipo médico en cada una de sus localidades durante las 24 horas del día, o en el caso de Mollina solicitar 24 horas para el segundo equipo médico. «No puede ser que haya localidades como Cuevas Bajas, Villanueva de Tapia o Alameda, por ejemplo, que tengan servicio de ocho a tres y que durante la tarde se vean desamparadas y ahora con el agravante de esta nueva situación, con el hecho de que las ambulancias tardarán más tiempo porque tienen que venir desde más lejos», destacan en la misma misiva. De nuevo han recalcado que, si desde la Junta no se atienden sus peticiones, se reunirán con sindicatos y grupos de la oposición para tomar «todas las medidas oportunas», como llegar hasta el Gobierno central y realizar «cuantas movilizaciones sean necesarias».

Al cierre de esta edición, la Junta de Andalucía no ha emitido respuesta alguna tras esta reunión. A raíz del primer encuentro desde Salud indicaron a SUR que la nueva estructura aporta «más personal» al conjunto de la comarca y que se trata de una composición que busca «aumentar la calidad» en la zona.