Domingo 28 Febrero 2021
YTUBE facebook twitter instagram

 

Notas de Prensa

 

CABSMMA

La iniciativa de la Junta contempla evaluar cuándo, cómo y quién debe atender a los pacientes que acuden a los centros atención primaria, sin cita, y tengan un problema de salud o no

Los médicos de familia, desde mucho antes de la pandemia, veníamos quejándonos de nuestra situación y de la sobrecarga asistencial y burocrática de nuestras consultas; por tanto, con escaso tiempo disponible para poder realizar una atención de calidad.

La Consejería de Salud, a través de la Dirección General de Asistencia Sanitaria (DGAS), ha elaborado una estrategia, llamada Consulta de Acogida de Enfermería, para poder evaluar cuándo, cómo y quién debe atender a los pacientes que acuden al centro de atención primaria, sin cita, y tengan un problema de salud o no. Se trata de un triaje donde los profesionales de enfermería realizan, en función de sus competencias, una valoración del paciente y toman decisiones al respecto, bien solucionando su problema, derivándolo al profesional médico de forma inmediata o diferida, o a otros profesionales de los Equipos Básicos de Atención Primaria (EBAP). 

npenf

Esto permite filtrar y ordenar la asistencia en función de la gravedad del usuario, mejorando así la accesibilidad y ayudando a una mejor atención al paciente ante las sobrecargas del médico de familia/pediatra de atención primaria, ya de por sí demasiado alta con anterioridad y actualmente incrementada por la pandemia. Este sistema funciona en nuestros hospitales desde hace años con profesionales de enfermería, y con resultados excelentes.

Por estos motivos, el Sindicato Médico de Málaga (SMM) apoya la implementación de esta iniciativa de la Consejería de Salud, a la mayor brevedad posible, con la seguridad que supondrá una mejora en la calidad asistencial en nuestros centros de salud y agradecemos la implicación y el buen hacer de todos los profesionales que trabajan en la atención primaria.

Málaga, 14 de febrero de 2021

 

Hola soy médico. Trabajo desde hace dos décadas para la sanidad pública como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.  No sé si publicará esta carta, pero por lo menos lo intento.

He revisado entre el asombro y el regocijo las noticias al respecto del bragado maquinista capaz de parar su tren para no poner en peligro potencial a sus ocupantes, al superar el tiempo que de forma continuada podía conducirlo. Digo bragado porque hay que tener valor para exponerse al calvario de investigaciones, expedientes, sanciones y demás presiones que la empresa le va a hacer soportar. Seguro había sido más fácil seguir hasta llegar a su destino, como seguro él mismo y muchos de sus compañeros, ha hecho otras veces, ya que, hasta que pasa, nunca pasa nada, por conducir dos o tres horas más.