Jueves 9 Abril 2020

 facebook  twitter  instagram 

El Satse denuncia que se han llevado a cabo recortes de personal en el equipo de urgencias localizadas de esos profesionales

Fuente: diariosur.es

Los profesionales de enfermería de la unidad de radiología intervencionista del Hospital Regional de Málaga (antiguo Carlos Haya), que entre otras competencias atienden el código ictus, están dispuestos a ir a la huelga si la dirección no atiende sus peticiones. Así lo ha anunciado este martes el Sindicato de Enfermería (Satse) en un comunicado, en el que dice que la dirección del Regional «ha roto unilateralmente el pacto laboral que tenía con los enfermeros de la unidad de radiología intervencionista». Así, el Satse ha indicado que a esos profesionales se les va a dejar de pagar unos 300 euros mensuales y que se ha reducido el equipo de guardias localizadas, que ha pasado de tres a dos enfermeros.

El Satse ha explicado que esos profesionales de enfermería realizan su jornada laboral ordinaria correspondiente con la salvedad de que, dada la complejidad y especificidad de sus intervenciones, se cubren entre ellos las vacaciones, los permisos y bajas. A esto hay que sumarle, que durante el resto del día y de la noche, fuera de su jornada laboral, se encuentran 'localizados', ha señalado el sindicato, que ha añadido: «Esta disponibilidad 24 horas al día provoca que no puedan realizar su vida normal, ya que en cualquier momento deben presentarse en el centro, en menos de 30 minutos, a fin de atender las urgencias que surjan en toda la provincia de Málaga». La plantilla es de 10 enfermeros (ocho en activo), un número insuficiente para la gran presión asistencial que soportan, ha asegurado el Satse.

En su comunicado, el Sindicato de Enfermería ha recalcado que «respalda y comparte cada una de las peticiones de estos profesionales, que se basan en una mejora de la plantilla, de las retribuciones y de las condiciones laborales, que compense el enorme esfuerzo personal y la falta de conciliación familiar que en la práctica les obliga a vivir en el hospital».

Por su parte, fuentes oficiales del Regional han respondido que la dirección del hospital no ha recibido ninguna comunicación por parte de Satse relativa a una convocatoria de huelga por parte de los profesionales del código ictus. «En caso de que estos decidan acudir a la misma, la dirección establecerá los servicios mínimos correspondientes para que la atención a las personas que sufren accidentes cerebrovasculares en Málaga no se vean afectadas», han precisado las fuentes, que han agregado que «la cifra de profesionales que forman parte de la plantilla de guardia del código ictus es la que establece el Plan Andaluz de Ictus según la ratio enfermero/paciente, y todos ellos reciben los pertinentes complementos según establece el marco normativo del SAS».