Málaga

Reiteran que el centro sanitario se ha quedado pequeño y obsoleto

Dejan la ubicación en manos de los expertos, pero demandan que el proyecto se inicie sin dilaciones por el bien de los pacientes

Fuente: malagahoy.es

nhcerrcalConocen el hospital mer que nadie; sus carencias y fortalezas. Por eso piden que no haya más dilaciones en la construcción del nuevo Regional. No lo hacen desde la queja o el reproche, sino desde la responsabilidad de tener en sus manos cada día la salud de los malagueños. Están al margen de la bronca política sobre el tercer hospital para Málaga y dejan a los técnicos, la decisión sobre su ubicación. Pero –ante el posible cambio de emplazamiento y la ampliación de 800 a 1.000 camas–, los profesionales del Hospital Regional insisten en que la obra no puede demorarse más.

“Es un proyecto absolutamente prioritario. La ubicación no es mi competencia, pero deseo que se inicien el proyecto y la obra. Lo fundamental no es si tiene 800 ó 1.000 camas, sino que se inicie el proyecto del nuevo hospital”, defiende Marina Tirado, la jefa de Rehabilitación del Regional y miembro del grupo de siete expertos que diseñaron el plan funcional, por encargo del anterior Gobierno autonómico.

Los profesionales advierten que el hospital está “obsoleto” y que para colmo, con el proyecto de un nuevo edificio, apenas si se acometen mejoras. “Creía que el debate sobre las cuestiones técnicas estaba superado... Todos tenemos el deseo de que el proyecto cuaje, que empiece a andar más allá de los papeles. No sé si cabe en los aparcamientos del Civil... Pero el sentir de todos es que queremos ver realidades porque el actual hospital se queda pequeño. Está disperso y obsoleto”, sostiene el responsable en funciones del área de Hematología, Manuel Muñoz.

El jefe de sección de Neurocirugía Infantil del Regional, Bienvenido Ros, pide a la Junta dos cosas: “Que demuestren verdadero interés en financiar el proyecto y lo terminen pronto porque llevamos 20 años de retraso y que diseñen un hospital para los próximos 50 años”. Aclara que su posición no debe ser interpretada como “una queja”, sino como “una petición” por el bien de los pacientes. “Málaga tiene un gran aeropuerto y debe tener también un hospital a la altura de esta ciudad”, opina. Como los demás profesionales, advierte que el futuro centro tiene que acabar con la dispersión del hospital, que actualmente se divide en dos pabellones, el Civil y el Materno. Y recuerda que “durante años”, los niños de este centro infantil han tenido que ser trasladados al hospital general para hacerse las resonancias.

Leandro Martínez, director de la unidad de Dermatología, también demanda que “los tiempos sean lo más cortos posible” y que “todo esté unido para acabar con la dispersión”. “El proyecto debe acometerse cuanto antes, no con prisas, pero con los plazos adecuados a las necesidades”, argumenta.


DEFIENDEN QUE EL PLAN FUNCIONAL DISEÑADO POR LOS EXPERTOS ES VÁLIDO, AL MARGEN DE SU UBICACIÓN


Ricardo Gómez Huelgas, director de Medicina Interna e integrante también del grupo de siete expertos, sostiene que el plan funcional diseñado “es válido” independientemente del lugar en el que se construya el nuevo Regional. Pero alerta que “con la necesidad crónica de infraestructura hospitalaria de la provincia, el proyecto tiene un carácter prioritario” y que es una obra que “no admite más demora” porque el hospital actual “no se corresponde con las necesidades del siglo XXI”.

Para Pedro Serrano, director de Neurología, “un nuevo hospital es imprescindible desde hace mucho tiempo por el crecimiento de la población y la evolución de la Medicina”. En su opinión, el proyecto “debería ser priorizado y acometerse lo más rápido posible”.

El jefe de Cirugía General y Digestiva, Julio Santoyo, también apremia a que haya avances. “Un nuevo Carlos Haya es necesario no sólo ya por los profesionales, sino por la población. El hospital está obsoleto, los quirófanos son muy antiguos... El hospital tiene más de 60 años. Los políticos se tendrían que haber puesto las pilas hace mucho tiempo”, dice. Confiesa cierta envidia cuando ve hospitales construidos en otras provincias españolas en los últimos años. Y concluye: “Creo que el nuevo Carlos Haya es una urgencia sanitaria. Málaga se merece un hospital nuevo, el actual está caducado”.

Algunos profesionales creen que el edificio cabe en los aparcamientos del Civil; otros que no. Un jefe de servicio que prefería mantener su anonimato opinaba que no es viable en los aparcamientos de ese hospital. Añadía que no hace falta estudios para saberlo, “basta con ver el colapso que se produce ya todas las mañanas en ese entorno solamente con el Materno y el Civil”. Además, opinaba que “es una indignidad que llevemos tantos años debatiendo sobre el nuevo Regional y todavía estemos en el punto en el que estamos”.

En general, los profesionales creen que si el futuro hospital cabe o no en el Civil y que si tiene que hacerse en esa ubicación o en otra, deberá ser una decisión de los técnicos. También defienden que el plan funcional diseñado con la participación de más de 300 profesionales durante unos 18 meses. “Es válido más allá del sitio en el que se construya”, dicen.

El jefe de sección de Endocrinología Pediátrica, Juan Pedro López Siguero, pide que los cambios en el proyecto no lo dilaten: “La decisión tiene que ser firme y lo antes posible porque llevamos un retraso de años. Tienen que hacer un hospital con vistas al futuro y que tenga en cuenta también la investigación. Por eso, quizás, en las afueras como se plantea ahora, haya más espacio. Pero tiene que ser urgente y hay que tomar las cosas en serio”.

El responsable de Oncología Radioterápica y miembro del grupo de asesores en el diseño del plan funcional, Ismael Herruzo, dice que el nuevo hospital “no es un capricho”, sino “una necesidad”. “Hemos trabajado duro [en el plan funcional] y ha sido ilusionante. Es un proyecto que está bien hecho y no se debe demorar. Debe estar bien ubicado para facilitar las comunicaciones y debe acometerse lo antes posible”, acota.

Fabio Rivas ya está jubilado. Fue el jefe de la unidad de Salud Mental del Regional. Duda de si el planteamiento de aumentar camas y cambiar de ubicación “es un argumento para posponer el proyecto o un intento honesto para darle una nueva perspectiva. Quiero pensar que es esto último”. Pero como otros profesionales consultados pide “hechos” y que no haya más “dilaciones”. Opina que en lugar de “tanta nota en la prensa, lo que hace falta son hechos”. Durante sus últimos 15 años de ejercicio escuchó distintas promesas: un hospital de 110 camas en el Civil, un megahospital en Los Asperones, un nuevo Regional en los aparcamientos del Civil con 800 camas y ahora uno con 1.000 camas, quizás en la zona este. Ya se ha jubilado y no hay ningún avance. Por eso ironiza: “Espero no irme de este mundo sin ver el nuevo hospital”.


Víctor Baena: “Estoy convencido de que van a hacerlo y pronto”


El gerente del Regional, Víctor Baena, lleva años defendiendo la necesidad de un nuevo hospital porque cree el actual se ha quedado pequeño. Es un defensor de la sanidad pública y está muy comprometido con un centro sanitario en el que ha desarrollado su carrera profesional. De hecho, aparcó su jubilación para dirigirlo. “Estoy convencido de que van a hacer el nuevo hospital y que será pronto”. En alusión a las actuales autoridades sanitarias apunta: “Son conscientes de que Málaga necesita el hospital; de que es un proyecto prioritario, no sólo para ciudad, sino también para la provincia. Creo que se va a hacer lo antes posible y que veremos la primera piedra en esta legislatura”. Explica que la búsqueda de otras ubicaciones alternativas se debe a que “los estudios técnicos indican que en los aparcamientos del Hospital Civil no es factible” una obra de esa envergadura. Por eso, explica que se buscan otras soluciones dado que hay suelo y el Ayuntamiento está dispuesto a cederlo. Como otros especialistas consultados del Regional, defiende que el plan funcional diseñado por los profesionales y los expertos sigue teniendo validez “se haga donde se haga”.