Málaga

El consejero dice que “ojalá” se cumpla el plazo de 2024 dado por los socialistas y afirma que en su “segunda legislatura” lo abrirán

Fuente: malagahoy.es

La Consejería de Salud no garantiza que el nuevo Hospital Regional pueda estar para 2024 como prometió la anterior gestión socialista. “Ojalá”, ha afirmado el consejero, Jesús Aguirre, al ser preguntado sobre si podría cumplirse este plazo. Pero ha prometido que estará a lo largo de la próxima legislatura, que acaba a finales de 2026.

“Este Gobierno piensa estar dos legislaturas como mínimo [...] y esperamos que a lo largo de la segunda legislatura podamos inaugurar ese hospital”. Es el compromiso del consejero para un proyecto que la provincia lleva esperando más de 15 años.

Aguirre ha reiterado la “apuesta clara y contundente” de la Junta de Andalucía con esta iniciativa cuya importancia ha equiparado con la del Metro de Málaga. Ha argumentado que es una obra necesaria por el crecimiento demográfico de la provincia y la “obsolescencia” del hospital actual. “Llevamos cuatro meses y hemos dado muchos pasos en un proyecto que llevaba 10 años en el sueño de los justos”, ha dicho el consejero.

También ha insistido en el compromiso de la Consejería de licitar la redacción del proyecto el año que viene. En los Presupuestos de 2019 Salud ha asignado 4,2 millones de euros que, en parte, se destinarán a los trámites previos para este proyecto. A finales de mayo pasado, el delegado de Salud, Carlos Bautista, ya aseguró que el hospital “se va a iniciar en esta legislatura”.

Aguirre recordó que la Diputación ya ha firmado la cesión del solar en el aparcamiento del Civil para la construcción del nuevo Regional. “Ya tenemos los terrenos”, ha dicho. Además, ha manifestado que se han encargado estudios geológicos del subsuelo e informes de movilidad en el entorno. También ha informado que Salud ha solicitado al Ayuntamiento de Málaga el cambio para uso hospitalario de esa parcela.


AGUIRRE REITERA QUE EN 202 SE LICITARÁ LA REDACCIÓN DEL PROYECTO DEL NUEVO REGIONAL


El consejero enumeró estos “primeros pasos” durante el acto de presentación de los trasplantes de médula ósea en domicilio en el Regional (programa HEDO). Aguirre precisó que el nuevo hospital costará 400 millones de euros; una cifra que eleva sensiblemente el coste barajado por la anterior Administración que lo estimó en 230. Hace un par de meses, el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Moreno, ya avanzó que el coste sería de 400 millones y lo justificó en que los anteriores gestores habían hecho las estimaciones sobre proyectos “de hace 12 años”, sin tener en cuenta la inflación ni el equipamiento.

Los nuevos responsables de la Consejería se basarán en el plan funcional diseñado por el grupo de expertos que coordinó el anterior consejero socialista de Salud José Luis García de Arboleya, pero introducirá cambios. Los “retoques”, como los llamó el gerente del SAS, incluyen la supresión de la lavandería –que es un servicio que está externalizado– y el laboratorio –que se centralizará en el Hospital del Guadalhorce–.

Durante el acto de presentación del programa HEDO, la responsable de los trasplantes de médula ósea, María Jesús Pascual, ha dicho que con la hospitalización domiciliaria de estos pacientes se avanzaba hacia un “hospital líquido, que no se queda encerrado en sí mismo”. Aguirre ha explicado que justamente su Consejería pretende potenciar esa fórmula. “Me ha gustado lo del hospital líquido porque entronca con nuestro modelo”, ha señalado. Y ha agregado: “Invito al resto de unidades a que innoven con este modelo” de hospitalización domiciliaria.

El consejero ha explicado que la actual Administración sanitaria potenciará este tipo de ingresos en casa “para aumentar la calidad de vida” de los pacientes para lo que aprovechará las nuevas tecnologías a la vez que potenciará el papel de la enfermería. “Es la gran diferencia con el modelo socialista del paciente agudo”, ha dicho. Y ha concluido apuntando que su Consejería prestará especial atención al paciente crónico para “irlo a tratar en domicilio y evitar ingresos”.