Lunes 24 Septiembre 2018

 facebook  twitter  instagram 

Los afectados aseguran que la gerencia afirma que hay problemas de documentación y continúan con el calendario de movilizaciones previstas

URGCIVILFuente: laopiniondemalaga.es

Tras comprometerse con la plantilla de los médicos de urgencias del Hospital Civil a la contratación de dos facultativos que darían algo de oxígeno a la carga laboral diaria, la gerencia hospitalaria ha dado un paso atrás y finalmente no se llevarán a cabo esos dos contratos que cubrían dos bajas laborales. El motivo que han dado a los trabajadores es que hay problemas de documentación, según explicaron los afectados a este periódico. Sin embargo, no les han ofrecido ninguna alternativa ni han expuesto ninguna fecha próxima en el calendario para resolver el asunto. «Por parte de la dirección no hay ninguna alternativa o plan de contingencia», manifestaron.

Hasta 330 pacientes entre tres médicos


Los médicos de Urgencias del Civil decidieron hacer pública su situación tras la situación que vivieron tres compañeros el pasado fin de semana. En 24 horas vieron entre tres facultativos a más de 330 pacientes, un volumen de trabajo algo superior a lo habitual y con menos personal que un fin de semana no estival. En invierno suelen estar cinco médicos durante todo el día.

El hospital, por su parte, se limitó a decir que se están haciendo contrataciones de cara al verano como ya se anunció.

Ante esta vuelta a la situación inicial, sin cubrir vacaciones ni las bajas laborales que hay en la plantilla, los médicos del Hospital Civil mantendrán su calendario de actuaciones previsto. Cada martes y jueves saldrán a primera hora de la mañana a la puerta del centro con pancartas para dar a conocer la situación que viven. «La planificación que debe ser anual ahora es semanal a costa de la buena voluntad del personal y excesos de jornadas para garantizar la actividad asistencial, aunque sea muy mermada y de baja calidad», sentenciaron. Y es que los afectados denunciaron hace dos días la sobresaturación de trabajo que sufren por la alta demanda asistencial del centro y la falta de médicos para cubrir las bajas laborales y las vacaciones de los compañeros. Si los dos contratos–con personal extracomunitario– que estaban previstos se hubieran llevado a cabo, la plantilla hubiera cubierto las dos bajas que ahora mismo contabilizan: una laboral y otra por riesgo de maternidad.

Sindicato Médico y CSIF se han unido a las protestas del colectivo y exigen además de que se cubran las bajas, los cinco contratos que requiere la plantilla para cubrir las vacaciones. Un calendario que se produce de manera escalona cada 15 días y que los propios profesionales temen que no se respete ante la falta de personal.

«En el SAS tienen que rectificar. El sobreesfuerzo que hacen los médicos en verano, cubriendo a los compañeros que están de vacaciones, hay que pagarlo», expuso el presidente de Sindicato Médico, Antonio Martín.

 

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

El fraude de las Subastas