Miércoles 15 Agosto 2018

 facebook  twitter  instagram 

El poco dinero que pagan las compañías de seguros médicos a hospitales y a facultativos es una de las causas de la tardanza en la atención

SCAN

Fuente: diariosur.es

Cuando una persona suscribe una póliza de seguro médico con una compañía lo hace con la finalidad de recibir una atención rápida en caso de enfermedad y evitarse, de ese modo, los retrasos característicos de la sanidad pública. El principal reclamo de la sanidad privada es precisamente ese: la agilidad a la hora de atender los pacientes. Sin embargo, esa celeridad en asistencia empieza a hacer aguas en algunos casos con el consiguiente perjuicio para los usuarios, que soportan en la sanidad privada tardanzas a la hora de ser vistos por los médicos y para la realización de las pruebas diagnósticas. El problema, como resume un experto en el ámbito de las empresas aseguradoras sanitarias, se centra en que «todo es una cuestión de dinero».


Más...


 Los profesionales sanitarios reclaman a las compañías cobrar por procesos


Las demoras las padecen las personas que tienen contratada la asistencia con compañías aseguradoras, que son las que pagan a los hospitales privados y a los médicos con consulta propia el importe de la atención ofrecida al asegurado. En cambio, el proceso es mucho más rápido, y sin ningún tipo de cortapisas, cuando el cliente abona de forma directa la consulta al facultativo o sufraga al hospital el importe de una prueba diagnóstica o de una intervención quirúrgica. «Con dinero por delante, no hay retrasos que valgan, pero sí que son frecuentes cuando el usuario pertenece a una compañía aseguradora, puesto que el dinero que esta destina a médicos y a hospitales es escaso», dijo este experto.

El fondo de la cuestión es que, ante la gran competencia existente y el elevado número de compañías, se ofrecen pólizas cada vez más baratas (low cost). Al tirar los precios, y para no perder mercado, las compañías negocian a la baja el importa que pagan a médicos y hospitales, lo que redunda negativamente en el usuario de la póliza cuando pide una cita con un facultativo o solicita día y fecha para una prueba complementaria. Los centros hospitalarios privados, aunque atienden como es su obligación a los asegurados de compañías, dan prioridad al cliente privado que abona de forma directa el importe de los servicios prestados, explicaron a SUR fuentes sanitarias consultadas.

A ese respecto, pusieron de relieve que las compañías pagan entre 12 y 20 euros a un médico especialista por una primera consulta, una cantidad que fácilmente se multiplica por cinco o por seis en los pacientes que solicitan la cita y que no tienen ningún seguro médico contratado.

Protesta a la compañía

Esa circunstancia es igual en el caso de una prueba diagnóstica o de una operación en un centro hospitalario privado. «A los hospitales les interesan mucho más los enfermos que se hacen ellos cargo del coste de la asistencia que los que vienen por compañías, ya que estas ajustan mucho los precios con el objetivo de obtener beneficios», señalaron las fuentes citadas. En ese sentido, añadieron que cuando un asegurado considera que el médico o el hospital al que ha acudido le ha dado una cita con mucha demora suele protesta a su compañía y esta suele presionar para agilizar los plazos. Aunque no siempre es así. Todo depende de la solvencia y la fuerza que tenga esa empresa aseguradora cara a facultativos y hospitales privados.

Las quejas de personas con pólizas de seguros sanitarios son frecuentes. Este es el caso de una mujer que llamó hace unas semanas a un hospital privado malagueño para pedir cita para una ecografía y le respondieron que no se la podían dar hasta septiembre. Cuando preguntó el motivo de ese retraso, le argumentaron que su compañía tenía contratado un número reducido de estas pruebas diarias.

Otra queja habitual de los asegurados es que cuando llaman a sus compañías o nos les cogen el teléfono o les dan largas y no les resuelven sus problemas. «No me parece justo pagar todos los meses la póliza y que luego no te den soluciones cuando te surge un inconveniente», manifestó una persona que tiene suscrito un seguro médico, quien lamentó la poca información que facilitan las compañías.

 

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

El fraude de las Subastas