Viernes 21 Septiembre 2018

 facebook  twitter  instagram 

 

El suelo junto a este hospital, que ahora se baraja como la opción menos complicada para el nuevo Regional, ya ha sido planteada con anterioridad

SUELOHRU

Fuente: malagahoy.es

Hay dos parcelas sobre la mesa para hacer el nuevo Hospital Regional: la que está detrás del Materno y la que se ubica junto al Civil. Las dos son de la Diputación. La Consejería de Salud, siguiendo el criterio del grupo de expertos, apostaba por los suelos del entorno de La Noria. Pero tras la reunión del viernes entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, recuperó la idea de hacer el futuro hospital junto al Civil. De momento no hay decisión tomada sobre a qué lado de la Avenida Arroyo de los Ángeles quedará al final la nueva infraestructura. Ambas parcelas no son excluyentes. De un lado de la avenida se hará el futuro Regional y al otro se reubicará lo que desplace esta infraestructura. Y cobra fuerza que el hospital se construya junto al Civil porque, según el Ayuntamiento, allí hay menos complicaciones dado que junto a La Noria hay "edificaciones en uso".

No es la primera vez que se baraja un centro hospitalario junto al Civil. De hecho, la propuesta es como volver a la casilla de salida. Ya en diciembre de 2007, la entonces consejera de Salud, María Jesús Montero, ante la demanda ciudadana de un tercer hospital para la capital planteó un edificio de nueva construcción, con 110 habitaciones, que costaría 50 millones de euros y que estaría acabado en cuatro años.

Nueve meses después, en septiembre de 2008, con una manifestación convocada por el tercer hospital, la misma consejera anunció un megahospital que no tenía ni suelo ni financiación. Salud olvidó el hospital de 110 camas con la promesa de hacer otro de 1.500 camas que costaría 600 millones de euros. No hizo ni el pequeño ni el grande.

Diez años después del primer anuncio, en enero de 2017, el sucesor de Montero, Aquilino Alonso, volvió a plantear un hospital junto al Civil. No concretó camas ni inversión. Una semana después, la Diputación -propietaria de los terrenos- manifestó que estaba dispuesta a cederlos e incluso a poner parte de la financiación. Todos los grupos políticos del ente supramunicipal -PP, PSOE, IU, Ciudadanos y Málaga Ahora- escenificaron su apoyo a la propuesta recorriendo los terrenos y fotografiándose ante la prensa. A mediados de febrero de 2017, para impulsar la iniciativa de un tercer hospital junto al Civil, medio centenar de jefes del Regional mostraron su apoyo a esta propuesta.

A finales de marzo de ese año, arrancó el trabajo del grupo de expertos al que Alonso encomendó el diseño del futuro hospitalario de Málaga. Y este equipo propuso el nuevo Regional detrás del Materno. Hubo cambio al frente de la Consejería. Su nueva titular, Marina Álvarez, anunció en febrero pasado que el futuro hospital se haría, como decían los expertos, detrás del Materno, que tendría 800 camas, costaría 230 millones y se acabaría en seis años. Unas semanas después, la consejera matizó que aunque la ubicación detrás del hospital infantil era "la más probable", había que analizar criterios técnicos y de espacio antes de tomar la última decisión.

El viernes, la consejera se reunió con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, para explicarle el proyecto del nuevo Regional de 800 camas, que incluye además la reconversión del actual Carlos Haya para que sume unas 500 plazas para pacientes crónicos. Al final del encuentro, ambas administraciones sorprendieron volviendo a poner sobre la mesa el posible emplazamiento de la anhelada infraestructura sanitaria junto al Civil.

El alcalde explicó que detrás del Materno hay 57.000 metros cuadrados de suelo, pero solo 30.000 libres, mientras que junto al Civil hay 48.000 libres. "Detrás del Materno la superficie es mayor, pero hay edificaciones en uso. Quizás fuera mejor pensar en el Civil", dijo el primer edil. Ambas administraciones prometieron "colaboración leal" y decidir de forma conjunta "antes del verano" dónde se ubicará el futuro Regional.

La consejera, para despejar reticencias abonadas tras muchos anuncios incumplidos por Salud, insistió en la "apuesta firme" de la Junta para con esa infraestructura sanitaria a la que -aseguró- la Administración autonómica pretende dar la "máxima celeridad". El compromiso de la Consejería es licitar la redacción del proyecto antes de que acabe 2018 y la obra, a lo largo de 2019. La meta, según lo anunciado por Salud, es que Málaga tenga un nuevo Regional en 2024. Mientras, seis sindicatos -UGT, CCOO, CSIF, Satse, Sindicato Médico y USAE- han convocado una manifestación para el 21 de junio, entre otras cosas, para reivindicar el futuro hospital.

Tanto el alcalde como la consejera se han comprometido a decidir "pronto" a qué lado de la avenida de Arroyo de los Ángeles se ubicará el nuevo Regional. "Debe ser una solución que nos guste a todos", advirtió el alcalde.

Tras más de 10 años de vaivenes, incumplimientos y cambios, los malagueños quieren dejar ya la casilla de salida y no parece que estén para muchos juegos.

 

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

El fraude de las Subastas