Jueves 16 Agosto 2018

 facebook  twitter  instagram 

La consejera dice que se quiere licitar la redacción del proyecto antes de que acabe 2018 porque es algo de «máxima prioridad»

Fuente: diariosur.es

consejoEl nuevo hospital público de Málaga, con 800 camas para pacientes agudos y muy bien dotado tecnológicamente, costará unos 230 millones de euros, a cargo de los presupuestos de la Junta de Andalucía, y se espera que esté en funcionamiento en unos seis años, a contar desde 2019 para que esté acabado en 2024, según ha dicho este lunes la consejera de Salud, Marina Álvarez, que ha hecho estas declaraciones delante de los siete integrantes del grupo coordinador de los expertos que han propuesto dónde y cómo se hará ese centro hospitalario. La consejera ha calificado el proyecto de «innovador y bueno» y ha dicho que es de «máxima prioridad y máxima celeridad» su ejecución. La propuesta de los expertos, y aceptada por Salud, es levantar el hospital en unos terrenos situados detrás del Materno Infantil, donde está el centro de innovación social La Noria (en el lugar en que se encontraba la antigua Casa Cuna). La Diputación Provincial es la propietaria de esa parcela y la Junta tendrá que negociar con ella la cesión del suelo.

La reunión con los miembros del grupo coordinador, que encabeza el exconsejero de Salud José Luis García de Arboleya, se ha celebrado en el pabellón de gobierno del Hospital Regional Carlos Haya. Marina Álvarez ha indicado que el plan funcional de la asistencia hospitalaria de Málaga, en el que vienen trabajando desde hace casi un año 300 profesionales, estará acabado antes del verano. Una vez finalizado, los técnicos de Salud lo evaluarán con objetivo de que, antes de que termine 2018, se licite la redacción del proyecto de obras, ha señalado la consejera. Álvarez ha añadido que confía en que a lo largo de 2019 se puedan licitar las obras, que tendrían un plazo de ejecución de cinco años, con lo que, sin no hay ningún obstáculo, el centro hospitalario podría abrirse en seis años.

Marina Álvarez ha reiterado que habrá dinero para financiar la construcción del edificio sanitario y ha asegurado que, mientras que ese hospital se pone en marcha, Salud llevará a cabo actuaciones para mejorar la sanidad pública malagueña. Entre esas actuaciones ha citado la ampliación y mejora de las urgencias de Carlos Haya (el mes que viene se licitarán las obras que aún faltan por acometer), las cinco nuevas resonancias magnéticas adquiridas para otros tantos hospitales malagueños del SAS, la apertura de la unidad de ictus de Carlos Haya y las mejoras previstas en la atención primaria, entre otras medidas.

Asimismo, ha precisado que el actual Carlos Haya mantendrá su uso hospitalario y asumirá la asistencia de enfermos subagudos, de media y larga estancia, en muchos casos con patologías crónicas. Por su parte, el Hospital Civil se convertirá en un centro para la investigación y la docencia.

Respecto a la construcción de un CHARE en la zona este de la capital, la consejera ha afirmado que, según los expertos, lo mejor es dotar a la población de esa parte de la ciudad de un centro sanitario, pero sin camas de hospitalización. Para ello, se contempla la mejora del centro de salud de El Palo, potenciando las urgencias y dotándolo también de consultas de especialidades y de pruebas diagnósticas.

El grupo coordinador de los expertos con el que se ha reunido Marina Álvarez lo componen, además del citado García de Arboleya, Antonio Pérez Rielo, Antonio Urda, Marina Tirado, Ricardo Gómez Huelgas, Eduardo González y José Miguel Laín.

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

El fraude de las Subastas