Jueves 18 Octubre 2018

 facebook  twitter  instagram 

La web del SAS ha publicado un documento sobre el sistema de seguimiento del cumplimiento de la jornada de trabajo del personal empleado público de la Junta de Andalucía que discrimina ominosamente a los profesionales sanitarios. Ya lo avisábamos...

NOSSINTOLa web del SAS ha publicado un documento sobre el sistema de seguimiento del cumplimiento de la jornada de trabajo del personal empleado público de la Junta de Andalucía que discrimina ominosamente a los profesionales sanitarios.

Iremos al grano directamente, lo que exponemos a continuación es tan vergonzoso que no necesita preámbulos.

¿Cómo justificará el personal docente las 2,5 horas no presenciales? De ninguna forma, no necesita justificarlas.

¿Cómo justificará el personal de la administración general las 2,5 horas no presenciales?

De cualquiera de las formas siguientes: Formación en línea, con más de 80 cursos que suman más de 2500 h, para elegir. Actividades de autoaprendizaje y desarrollo profesional, incluyendo todos los estudios universitarios, máster, expertos o cualquier otro curso de la universidad o centros acreditados; la asistencia como ponente o asistente a congresos y la pertenencia a consejos científicos. Con el reconocimiento de actuaciones relacionadas con el puesto de trabajo; aquí computarán todas aquellas actividades que el trabajador, mediante declaración responsable visada por su superior, declare haber realizado fuera del horario laboral. Con actividades de investigación; computándose tesis, libros, manuales, proyectos de investigación y casi cualquier tipo de trabajo. Con actividades colaborativas de creación de valor público y aquí se incluye un catálogo de actividades extenso y heterogéneo.

¿Cómo justificará el personal del sector sanitario las 2,5 horas no presenciales?

Autoevaluación para identificar necesidades formativas. Por esta vía el Facultativo podrá justificar, de media, 1,5 horas.

Formación transversal virtual para todo el sistema sanitario público. Disponemos de una oferta de 17 cursos que solo suman 90 h, para elegir.

Desarrollo conjunto de la estrategia de formación del SSPA. En este apartado no se especifica cómo se pueden justificar horas. Es un panfleto hecho con “corta y pega” de otros planes “doctrinales” del SAS.

Acreditación de competencias y proceso de acreditación de pruebas del profesional. Este apartado está diseñado para obligar a los profesionales a que se acrediten; un proceso largo y difícil que aun así no justificará más de 90 horas al año.

En resumen, cualquier funcionario de la administración general de la Junta de Andalucía, independientemente de su nivel de formación (Estudios primarios, FP1, FP2, Grado, Licenciatura) dispondrá de un abanico formativo de más de 2500 h mientras un facultativo solo dispone de 90; cualquier funcionario de la administración general podrá justificar horas por participar en congresos mientras que los congresos médicos no computarán. Realizar un máster o cualquier curso realizado en centro acreditado tendrá efectos para los funcionarios, pero no para los médicos. Aprender inglés o francés puede suponer para un funcionario unas 100 horas de cómputo de trabajo; para un médico que trabaje por ejemplo en Urgencias en Marbella, se supone que no le sirve para nada el idioma y no le computan esas horas.

Un funcionario podrá pertenecer a consejos científicos, participar en programas de investigación o publicar artículos y todo este esfuerzo le será computado; a un médico nada de esto le será valorado.

Cualquier funcionario podrá declarar responsablemente que ha trabajado en casa y ese tiempo le será contado como trabajado; un médico de un centro de salud puede estar horas haciendo avisos a domicilio después de su consulta y ni un minuto de ese tiempo contará como tiempo trabajado.

Podríamos analizar casi cada párrafo de este execrable panfleto y observaríamos hasta que punto llega la locura de esta Junta de Andalucía; pero no vamos a extendernos más, tan solo haremos una reflexión final:

Esta propuesta demuestra el absoluto desprecio de la Junta de Andalucía por los profesionales sanitarios en general y los facultativos en particular; supone una nueva discriminación intolerable y define claramente la intención de humillar al trabajador sanitario y degradarlo hasta un nivel impensable.

Pero además, el documento contradice descaradamente lo que afirmó la Consejera de Hacienda en declaraciones recogidas por EuropaPress, el 15 de Diciembre de 2017, en las que afirmaba que la preparación de casos clínicos, las revisiones bibliográficas, la investigación o el estudio serían computados como jornada a los trabajadores de la administración general y del sector sanitario. Es decir, la Consejera nos vuelve a engañar.

Esto no puede seguir así, estamos al borde de nuestra capacidad de aguante y los gestores hacen caso omiso de nuestras reivindicaciones y mientras siguen diciendo que la Sanidad Andaluza es la Joya de la Corona, machacan sin escrúpulos a sus trabajadores con un insulto flagrante y discriminatorio.

El SMA no va a permitir esta situación, que no cuenten con nosotros para nada, nuestra dignidad no admite más promesas incumplidas ni tolera más engaños y ofensas. ¡Hasta aquí hemos llegado! Ya veremos qué camino seguimos ahora…

 

Comité Ejecutivo SMA

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

El fraude de las Subastas