Jueves 27 Junio 2019

 facebook  twitter  instagram 

Es la segunda vez en 48 horas que se da esta orden; primero por una baja por enfermedad y ahora por estar completa la Observación

CEHGUADALFuente: laopiniondemalaga.es

El Hospital del Valle del Guadalhorce ha vuelto a dar la orden de desviar las ambulancias con «pacientes potencialmente ingresables» al Hospital Clínico directamente ante la saturación que sufrió el centro el pasado martes, día 8. Una orden que se ha solicitado desde el centro dos veces en apenas 48 horas por motivos diferentes.

La baja de un empleado el pasado lunes, día 7 y festivo, motivó esta decisión, además del cierre de la propia Observación, para no saturar el centro ante la falta de personal, una situación que reconoció la propia gerencia hospitalaria y que duró unas horas hasta conseguir un sustituto y reactivar el servicio del hospital con normalidad.

Sin embargo, al día siguiente –el martes 8– el hospital tuvo que tomar de nuevo esa decisión ante la saturación que sufría el área de Observación de Urgencias. Con ocho camas, siete sillones y una cama de más a la estipulada, el área no podía absorber más pacientes por la tarde noche, por lo que se avisó al centro de coordinación del 061 para que aquellos pacientes que no presentaran patologías de centro de salud fueran desviados al Clínico directamente.

La gerencia hospitalaria, por su parte, aseguró que el miércoles el centro funcionaba con absoluta normalidad, sin embargo, los trabajadores recordaron que la falta de un área de hospitalización hace que en el momento en el que todos los puestos de Observación estén ocupados deben tomar ese tipo de decisiones.

Una plantilla con peticiones

Otra cuestión que compete a los trabajadores y que quieren resolver con la gerencia hospitalaria es la falta de recursos humanos que dicen que sufre la plantilla de Urgencias, compuesta por 16 facultativos. Con diversos médicos con reducción de jornadas y turnos mínimos en festivos y fines de semana (tres trabajadores al día), el colectivo quiere que el hospital aumente la plantilla, sobre todo los fines de semana con un empleado más, además de otras cuestiones que quieren resolver como la puesta en marcha de un Plan de Alta Frecuentación para gestionar situaciones como la del pasado martes. Una situación que es algo más llevadera entre semana cuando hay en Urgencias tres facultativos de guardia las 24 horas, junto con un compañero en turno de mañana y otro en turno de tarde.

Estas y otras muchas quejas fueron presentadas hace unas semanas ante la gerencia hospitalaria en un escrito sobre el cual la plantilla no ha recibido respuesta alguna.