Jueves 13 Diciembre 2018

 facebook  twitter  instagram 

Las obras de reforma que se están realizando continúan generando protestas de usuarios que acuden a este ambulatorio

CSCARRANQUEO1Fuente: diariosur.es

Las obras de reforma que se están realizando en el centro de salud de Carranque continúan generando protestas de usuarios que acuden a este ambulatorio. El polvo, que en el caso de los alérgicos es muy perjudicial, y los ruidos que tienen que soportar son los principales motivos de queja de estas personas, molestias que también vienen sufriendo desde hace varios meses el personal que allí trabaja.

Según manifiestan algunos de los usuarios, el polvo generado por las obras «se extiende por todo el vestíbulo y resto de estancias del centro, lo que en el caso de las personas que son alérgicas supone un serio inconveniente para la salud de unos pacientes que precisamente acudimos al ambulatorio para recibir asistencia médica», indica Antonio L. Estos usuarios lamentan, además, otras molestias que generan los trabajos que se realizan, como es el «ruido infernal que provocan las radiales», lo que hace que la estancia de las personas que acuden enfermas a este centro se haga «insoportable» y sea poco recomendable. Una situación por lo que usuarios de este centro han presentado reclamaciones al SAS al considerar que «la actividad del centro médico no es compatible con la realización de unas obras como las que se están ejecutando», y que contemplan una reforma integral del edificio, con la sustitución de todo el pavimento y el revestimiento de paredes, además de la reforma de los vestuarios de personal así como la eliminación de tabiques perimetrales que separa la zona de consultas de la sala de espera del centro. Las obras se iniciaron a mediados de septiembre pasado, y tienen un plazo de ejecución de tres meses, por lo que deberían estar finalizadas a mediados de diciembre y, en cualquier caso, antes de Navidad. Sin embargo, los usuarios y el personal que trabaja en el centro no creen que vaya a cumplirse este plazo a la vista de lo realizado hasta el momento.

CSCARRANQUEO2

Una de las consultas. Calle Ollerías. Propaganda electoral

Escribe un vecino que «día tras día, noche tras noche, la calle Ollerías, a la altura del número 27, parece un basurero. Es una vergüenza, con el mal olor que supone a escasos metros de la céntrica plaza de Uncibay». «Llevamos ya mucho tiempo sufriendo esta situación», afirma. Y se queja de falta de limpieza por parte de Limasa: «Parece que hay una barrera invisible desde la calle Carretería hacia la propia calle Ollerías, no limpian, no baldean y hay suciedad por doquier», se queja.

Otro ciudadano envía al periódico una fotografía que está tomada en la calle Escultor Paco Palma, en el distrito del Palo, y en la que aparece la fachada de una vivienda en la que hay distintos carteles de propaganda electoral, algo que se sigue utilizando pese a que se ensucian las paredes.

 

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

El fraude de las Subastas