Martes 13 Noviembre 2018

 facebook  twitter  instagram 

Cuatro facultativos tenían que atender a los pacientes de 11 especialistas que contempla la plantilla original

CSVNORTEFuente: laopiniondemalaga.es

Cuatro médicos y un pediatra para cubrir la plantilla de 11 médicos de familia y tres pediatras. Esta era la situación en el centro de salud de Vélez Norte el martes, cuando una de las médicas sufrió una crisis hipertensiva ante la saturación de trabajo.

La mujer, de unos 60 años, estaba «totalmente desbordada», según informó el delegado del Sindicato Médico en Vélez Málaga, Juan Carmona, por lo que empezó a sentir mareos, inestabilidad, náuseas, dolor en el pecho, y alcanzó unos niveles de tensión de 240/140, cuando lo habitual en una persona de esa edad es 130/70. «Es una barbaridad. Con esos niveles es para casi que te ingresen», explicó.

La mujer fue estabilizada por los propios médicos del centro y se fue a casa a recuperarse. Ayer no fue a trabajar al no tener el estado de salud que se requiere para afrontar su labor diaria y la tensión en niveles que aún no eran los indicados para una persona de su edad. «Cuando hay tres o cuatro médicos tienen que ver a sus pacientes más a los de los siete compañeros que no están», expuso el Sindicato Médico. Una carga de trabajo que ha provocado esta situación y que el sindicato quiere presentar para ver si se trata de un accidente laboral. «Nosotros creemos que sí y lo estamos tramitando», sentenciaron varios integrantes del sindicato.

Una situación que se repite

En cuanto a la vuelta de la facultativa a su puesto de trabajo, el Sindicato Médico indicó que no regresará hasta que cambien las condiciones laborales que le han llevado a la crisis. Y es que ayer fue al médico de nuevo porque aún no se encontraba bien, según informaron los compañeros.

No es la primera vez que se denuncia la situación precaria del centro de Vélez Norte durante las últimas semanas, con motivo de la falta de sustituciones. A finales de mes, el delegado del Sindicato Médico en Vélez Málaga, Juan Carmona, expuso que el centro había llegado a contar solo con tres médicos y un pediatra durante todo el día; una situación que aseguró que se ha repetido en otras ocasiones durante el verano.

En cuanto a las agresiones a personal sanitario que se han dado durante los meses de verano, el director del propio centro fue agredido verbalmente mientras pasaba consulta hace unas semanas por no recetar el medicamento que solicitaba el paciente y hace dos meses hubo otra agresión física a una especialista y una enfermera.

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

El fraude de las Subastas