Miércoles 28 Octubre 2020
YTUBE facebook twitter instagram

 

Susana Díaz elige a la directora gerente del Reina Sofía de Córdoba para sustituir a Aquilino Alonso Marina Álvarez, consejera de Salud de la Junta de Andalucía.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado este jueves, a través de Twitter, la elección de Marina Álvarez como nueva consejera de Salud, en sustitución de Aquilino Alonso. Hasta ahora, la nueva responsable del departamento sanitario era directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Tomará posesión este mismo viernes.

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Córdoba, y doctora por esta institución, era gerente del Reina Sofía desde 2014, y en el centro ha trabajado desde 1992. La Junta la considera "un referente andaluz y nacional en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama", según ha apuntado en un comunicado.

En el centro cordobés ha sido directora de la Unidad de Gestión Clínica Interprovincial de Radiología y Cáncer de Mama, también en el Área Sanitaria Norte de la provincia. A partir de 1996 se dedicó en exclusiva a la patología mamaria, y en 2002 fue asesora del programa de detección precoz de cáncer de mama en Andalucía.

Fuera del ámbito hospitalario, ha sido presidenta de la Sociedad Española de Diagnóstico por Imagen de la Mama y ha desarrollado proyectos de investigación básica en esta materia en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba.

En 2013 fue distinguida con la medalla de Andalucía.

Apuesta por la innovación

En su experiencia como gestora al frente del hospital cordobés, Álvarez se mostró partidaria de apostar por la introducción de la innovación en el sistema sanitario. Así, en el Encuentro de Directivos de la Salud de Andalucía y Extremadura, organizado por Redacción Médica en septiembre de 2016, la nueva consejera andaluza manifestó en el contexto de una mesa de debate sobre la sostenibilidad de la incorporación de la innovación, que "hay tecnología innovadora que sería más económica que la ya disponible".

En ese mismo foro, Álvarez solicitó el estudio del coste económico que supone no introducir algunas tecnologías porque "puede que nos esté costando más de lo que creemos que ahorramos; hay que medir el impacto en salud que supone la ausencia de la tecnología innovadora".

Hola soy médico. Trabajo desde hace dos décadas para la sanidad pública como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.  No sé si publicará esta carta, pero por lo menos lo intento.

He revisado entre el asombro y el regocijo las noticias al respecto del bragado maquinista capaz de parar su tren para no poner en peligro potencial a sus ocupantes, al superar el tiempo que de forma continuada podía conducirlo. Digo bragado porque hay que tener valor para exponerse al calvario de investigaciones, expedientes, sanciones y demás presiones que la empresa le va a hacer soportar. Seguro había sido más fácil seguir hasta llegar a su destino, como seguro él mismo y muchos de sus compañeros, ha hecho otras veces, ya que, hasta que pasa, nunca pasa nada, por conducir dos o tres horas más.