Viernes 23 Octubre 2020
YTUBE facebook twitter instagram

 

Atención Primaria Última hora

La mentira de las 35 horas

La Junta nos la ha vuelto a jugar. Por Decreto Ley implantará la vuelta a las 35 horas de los empleados de su Administración General el próximo día 16 de enero y el resto nos comeremos los mocos. Pero ¿por qué nos hacen esto? ¿Por qué una y otra vez?

Los motivos son muchos, pero muy fáciles de deducir. Analicemos lo que la Junta comunica en su web del Consejo de Gobierno (por cierto, no hacen público el Decreto como suelen hacer en otras ocasiones):

La tramitación como decreto ley, fórmula que el Estatuto de Autonomía prevé por razones de “extraordinaria y urgente necesidad”, permitirá implantar la medida dentro del calendario acordado. El 16 de enero se llevará a cabo en la Administración General, para extenderse después a los sectores sanitario y educativo.

La adaptación de los servicios públicos al restablecimiento de las 35 horas estará sujeta a la negociación colectiva (¡¡¡!!!) con los representantes de los empleados. En este proceso se tendrán especialmente en cuenta las características del sector sanitario, donde se aplicará en función de los turnos de trabajo diario y los criterios de flexibilidad que se negocien en cada ámbito, mientras que en la Administración educativa la jornada se implantará progresivamente a partir del curso 2017/2018 por razones de organización y planificación del calendario escolar.

1.- Lo hacen ahora como una maniobra más de limpieza de cara de lo que ya todos sabemos. Dan por cumplido su acuerdo con los sindicatos amigos; y la Junta, y su presidenta al frente, quedan como cumplidores de todo lo que prometen. Y venden de paso que van a crear puestos de trabajo para más empleados públicos. Y UGT, CCOO, y CSIF coreando el triunfo en los medios: ¡qué bieeennn! ¡qué guay! ¡qué buena es la Junta y Susana que cumple todo lo que firma!

2.- Aunque lo hagan ahora, todo se retrasa para enero y sin importarles la brutal discriminación entre unos empleados públicos y otros. Primero serán los de la administración general (que no han perdido empleo y que no les cuesta un duro volver a las 35 h.) después los de educación que ya sí que suponen algunos contratillos más en los centros grandes, y por eso lo dejan para septiembre-octubre de 201. Y por último los sanitarios, que ni se sabe cuándo será la cosa ya que somos los más rentables debido, básicamente, al dinero en efectivo que roban mes a mes a los médicos. y además lo dejan pendiente de negociar... ¿De negociar qué? Volvemos a como estábamos entre 1999 y 2011 y ya está ¿no? Todo esto sonaba demasiado bien para ser cierto. La realidad es la que os decimos.

3.- Entre medias, con o sin gobierno, con o sin elecciones, con o sin presupuestos, con un poco de suerte, desde el gobierno central recurren el decreto al TC (tiempo les están dando para poder hacerlo) y ya tienen la excusa perfecta para seguir robándonos, pero, como no, en nombre de "otros"

Nos gustaría estar muy equivocados, pero no podemos ser muy optimistas, no. Otra cosa es que nos vayamos a estar quietos.

Promueven una recogida de firmas para recuperar unas instalaciones «ruinosas» en la provincia «con menos camas por habitante»

Techos que se desmoronan, dos edificios literalmente en ruinas, suciedad y mucha desidia por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Éste es el aspecto que presenta el hospital Marítimo de Torremolinos (Málaga), un complejo construido a principios del siglo XX para el tratamiento de la tuberculosis y que necesita una reforma integral para que siga prestando un servicio adecuado a los pacientes. Varios profesionales del centro –que todavía acoge algunas especialidades médicas– han puesto en marcha en internet una recogida de firmas, dirigida al consejero de Salud, Aquilino Alonso, alertando del «deprimente estado en el que se encuentra» y reclamando inversiones para optimizar su uso.

Leer más...