Miércoles 19 Febrero 2020

 facebook  twitter  instagram 

  • Noticias

El desajuste sanitario que dejan los 70.000 médicos que se jubilan en 15 años

 

La mitad de los médicos especialistas que trabajan en España en el Sistema Nacional de Salud tiene 50 o más años, pues se incorporaron en los años 80 con la eclosión de la sanidad pública. En quince años se jubilarán casi 70.000, una situación que agravará los desequilibrios entre oferta y demanda de profesionales.

Fuente: lavanguardia.com

Estos son algunos de los datos que se incluyen en el estudio publicado en 2019 por el Ministerio de Sanidad sobre la "Estimación de la oferta y demanda de medicina de especialistas" y elaborado por las expertas en Economía de la Salud, Patricia Barber y Beatriz González, que cifra en 138.797 el número de estos profesionales en 2018.

Un informe que se suma al realizado por la Organización Médica Colegial (OMC) hace dos años y en el que también se constata esta perspectiva de jubilaciones, una circunstancia a la que, según dice a Efe el doctor Vicente Matas, de la vocalía de Medicina de Atención Primaria de esta organización, debía haberse hecho frente "hace muchos años, pues se necesitan entre 11 y 12 años para formar un médico especialista".

Los especialistas que se jubilan son los médicos que se empezaron a formar a finales de los 70 y principios de los 80, cuando no había numerus clausus (número limitado de plazas) en las Facultades de Medicina y había promociones muy amplias. Después, cuando se comenzaron a implantar, se redujo el número de alumnos.

"Hace diez años advertimos que había un grupo que suponía un porcentaje muy importante de la profesión que se iba a jubilar en estos años. La Administración no adoptó medidas, y es más, tomó decisiones contrarias, porque las convocatorias MIR entre 2012 y 2015 se redujeron", argumenta Matas.

Eso significa que, tras los cuatro o cinco años de formación que han debido seguir estos egresados (licenciados), es decir entre 2016 y 2020, habrá unas promociones del MIR que, según señala, "son de las más pequeñas que han salido".

No obstante, en 2016 se comenzaron a incrementar las plazas MIR, y este año serán 7.512, lo que suponen 1.414 (el 23,2 %) más que en 2015. "Esto es lo que había que hacer. Tarde, pero se ha hecho", dice.

Los egresados que se examinan el próximo día 25 para conseguir una de esas más de 7.000 plazas de formación terminaran la especialidad entre 2024 y 2025.

Para Matas, el envejecimiento de los próximos años se debe afrontar con una buena política de recursos: todas las consejerías deberían convocar en los próximos meses oposiciones para evitar que los MIR que se forman en España se vayan fuera.

El presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Antonio Fernández-Pro Ledesma, también muestra a Efe su preocupación por la "sangría de MIR especializados en Familia que emigran cada año" y sabe que una de las especialidades que se verá más afectada por las jubilaciones es la suya.

A enero de 2019, el 62 % de los médicos de Atención Primaria (AP) tiene 50 años o más, y Fernández-Pro Ledesma sabe que la única forma de hacer sostenible un sistema sanitario es "con una AP fuerte".

Por eso, subraya la necesidad de una política adecuada de recursos humanos "para retenerlos".

Hay zonas de España que se van a ver más castigadas por este número de jubilaciones y son las del medio rural, la España vaciada. El presidente de SEMG trabaja en un centro de un pueblo cerca de Toledo. Son cinco médicos y los cinco se jubilan en cinco años.

Por eso, aboga por "incentivar de manera especial, y no solo económicamente, esas plazas de difícil cobertura, por la dificultad intrínseca o por la dispersión o por la soledad."

Y es que "si quitamos los servicios -advierte- detrás van las personas".