Sábado 6 Junio 2020

 facebook  twitter  instagram 

  • SMA

Comunicado del SMA sobre la Jornada Laboral en Semana Santa

sma

Hoy sábado, 4 de abril, la Dirección General de Profesionales (DGP) ha anunciado que “Con carácter general la planificación de la actividad durante la semana de Semana Santa debe de realizarse en base a la situación asistencial de cada centro. No puede haber diferencias de recursos por el hecho del día de la semana que sea”. A pesar de la ambigüedad de la redacción, entendemos que la DGP quiere decir los trabajadores de los centros sanitarios pueden ser obligados a trabajar el Jueves y el Viernes Santos, como si se tratase de días laborables. El Sindicato Médico Andaluz no puede aceptar este anuncio unilateral, ambiguo e injustificado, por las razones que pasamos a exponer.

Las instrucciones de la DGP son imprecisas y dejan la decisión última sobre su aplicación en manos de los gerentes. Así, se limitan a indicar que Han de estar cubiertas todas aquellas áreas y servicios que desde la Gerencia de cada centro entiendan como necesarias. Desde el SMA nos oponemos rotundamente a que un trabajador deba renunciar a los días de descanso a los que tiene derecho simplemente porque el Gerente lo considere “necesario”.

Cualquier medida de este tipo debe basarse en necesidades asistenciales objetivas, que deben ser comunicadas a las organizaciones sindicales y pactadas con ellas. Las necesidades asistenciales extraordinarias no pueden dar amparo a actuaciones arbitrarias o injustificadas de la Administración.

Como en otras ocasiones desde que comenzó esta crisis, la DGP no ha comunicado estas instrucciones a los sindicatos. No ha habido ningún tipo de negociación sobre la conveniencia de esta medida, su alcance y su justificación. La ausencia del más mínimo diálogo con las organizaciones sindicales por parte de esta Dirección General nos parece intolerable y no hace sino enturbiar las relaciones de los gestores del sistema con unos trabajadores que están sometidos a una presión extraordinaria. De seguir por este camino, podríamos sentirnos liberados del deber de prestar apoyo y comprensión a la Administración en estos momentos difíciles.

Las instrucciones de la DGP resultan imprecisas en lo relativo a las retribuciones del personal que deba trabajar los días señalados. Así, se dice que “El personal que esté en el centro asistencial estará realizando la jornada que le haya sido planificada, ordinaria o complementaria”. Es evidente que la actividad que se asigne al trabajador resulta indiferente a efectos retributivos, pues el trabajo realizado en un día de festivo solo puede ser retribuido, como mínimo, como jornada complementaria de festivo. En ningún caso toleraremos que el trabajo en día de festivo pueda ser computado, en todo o en parte, como jornada ordinaria.

La DGP debe retirar de manera inmediata estas instrucciones y convocar a las organizaciones sindicales presentes en la mesa sectorial, para negociar la posible realización de actividad asistencial por parte de los trabajadores sanitarios el Jueves y el Viernes Santos. Esta actividad debe ser justificada, basada en criterios objetivos, limitada a los servicios afectados por la pandemia, que deben ser especificados de manera explícita por la DGP, y debe recibir una retribución específica, que debe ser pactada con los sindicatos.

La DGP comete un grave error aumentando la presión sobre unos profesionales que están dando un ejemplo de ética y de sacrificio profesional dignos de admiración. No podemos aceptar que la recompensa a su esfuerzo sea la arbitrariedad, la opacidad y el autoritarismo.