• Provincial

"No hemos cuidado la joya de la corona" ... ¿Verdad?

  • Imprimir

Manifiesto de médicos de A. Primaria del área Norte de Huelva. Su diagnóstico sobre el sistema sanitario:

«Lo que nos queda es una pieza de bisutería pisoteada». Advierten de que no se atisba «la más mínima voluntad por abordar los problemas cotidianos».

​La nueva consejera de Salud, Marina Álvarez, tiene tarea por delante para recuperar la confianza de los usuarios y profesionales del sistema sanitario público andaluz. Paralizar las fusiones hospitalarias fue una decisión relativamente fácil tras las multitudinarias manifestaciones, pero revertir los pasos que se habían dado hasta regresar a la situación original no será sencillo. Igualmente, acabar con los recortes y devolver el Servicio Andaluz de Salud a la situación previa a la crisis económica es otro objetivo complicado. Para algunos ya es tarde porque la situación es irreversible.

Así opinan en un manifiesto los médicos de atención primaria del área Norte de Huelva, que incluye todas las poblaciones que dependen del hospital de Minas de Riotinto y que engloban las zonas básicas de salud de Aracena, Calañas, Cortegana, Cumbres Mayores, Minas de Riotinto y Valverde del Camino.

«Si en algún momento brilló la sanidad pública, ese tiempo, por desgracia, ya pasó. No hemos cuidado la joya de la corona, entre todos la hemos empeñado, por acción o por omisión, y lo que nos queda es una pieza de bisutería pisoteada, que ya no engaña a nadie», señalan. La «joya de la corona» es el término con el que en reiteradas ocasiones se ha referido a la sanidad pública la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

El escrito también lamenta la falta de voluntad por parte del Gobierno andaluz para acabar con esta situación. Apunta que «no se atisba la más mínima voluntad por abordar los problemas cotidianos; entendemos que se ha prostituido el significado de ‘gestión sanitaria’, hasta hacerla parecer una caricatura perversa, en manos de unos gestores sin escrúpulos. Dejemos de vender humo y llamemos a las cosas por su nombre».

Huelva es una de las provincias andaluzas más castigadas por los recortes del SAS, tal y como viene denunciando la Plataforma «Huelva, por una sanidad digna» a través de su portavoz, la doctora Paloma Hergueta. La teoría del agravio también está presente en este manifiesto, en el que los médicos de atención primaria señalan que «nuestros habitantes no deben ser menos que los de otras zonas, y, si no se toman las decisiones acertadas, habrá que asumir las carencias y depurar responsabilidades».

A las demandas habituales se suman también las del plan de verano anunciado por la Consejería de Salud, ya que «cuando la máxima prioridad es lograr cubrir sanitariamente la costa, zona de batalla preferente a la hora de dirigir los esfuerzos y refuerzos en época estival, en nuestra zona de influencia, el panorama es desolador». Denuncian que «nos encontramos que, a día de hoy, no tenemos noticia de que se hayan efectuado contrataciones para cubrir las ausencias previstas por la ley. A los directores de los centros se les dice que no hay médicos en bolsa y que los busquen ellos, como si ese fuera motivo de excusa para encubrir una ineficaz gestión....».

En el escrito exigen, entre otras cosas, que «nuestros gestores asuman sus funciones de contratar las sustituciones necesarias en período vacacional, y, que, si no lo van a cumplir, lo informen, por escrito a los profesionales y a la población, asumiendo su responsabilidad de decidir qué servicios se mantendrán y cuáles cerrarán». El malestar entre los profesionales sanitarios sigue vigente pese a los cambios en la Consejería de Salud. 

Sindicato Médico Andaluz