Viernes 25 Mayo 2018

 facebook  twitter  instagram 

En la mañana de hoy, 20 de abril de 2018, ha realizado una visita oficial a nuestro Nuevo Hospital de la Serranía el diputado autonómico don Juan Antonio Gil de los Santos, portavoz en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía por el Grupo Parlamentario de Podemos Andalucía. Este parlamentario ha llevado a cabo numerosas iniciativas parlamentarias a propuesta de la Plataforma Nuevo Hospital Serranía.

Fuente: nuevohospitalserraniaya.wordpress.com

La visita oficial, durante la cual ha estado acompañado por integrantes de esta Plataforma, ha discurrido bajo un ambiente cordial. En el encuentro se han tratado numerosas cuestiones acerca de la situación del Nuevo Hospital, especialmente sobre la falta de personal en urgencias, medicina interna o cuidados intensivos.

El punto álgido, y lamentable, del encuentro ha surgido cuando el diputado ha solicitado visitar determinadas instalaciones del centro hospitalario y se le ha negado el acceso, alegándose que es una zona reservada por estar en ellas los pacientes ingresados.

Curiosa la respuesta de la Dirección del Área Sanitaria Serranía, pues es de todos conocido que en la práctica no hay impedimento alguno para acceder a la mayoría de las zonas de hospitalización, y que el horario de visitas a pacientes, si lo hay, no se cumple. Tanto es así que, a determinadas horas especialmente de la mañana, los pasillos de algunas plantas se han convertido en una nueva calle de La Bola.

Pasillo de pediatría por el que se accede al área maternal, situada al fondo de la imagen.

TIRITASeguro que no han querido que el diputado vea con sus propios ojos algunas chapuzas, como por ejemplo que el pasillo de la zona de encame de pediatría es utilizado como zona de tránsito por el que acceden familiares y amistades de mujeres que van a tener o han tenido niños. Con esta distribución incumplen la Carta Europea de los Niños Hospitalizados que dice: «el niño tiene derecho a compartir su internación con otros niños que tengan las mismas necesidades de desarrollo y, salvo en casos de necesidad extrema, no deben ser internados en sala de adultos. Además, al mantener esta irregular situación, desoyen los puntos 4.1 y 4.2 de la Proposición no de Ley aprobada a finales de 2016 en la que se instaba al Consejo de Gobierno de Andalucía a subsanarla.

Qué paradoja cualquier ciudadano, como usted o como yo, no tiene impedimento alguno para acceder a casi todas las estancias del recinto hospitalario y un diputado, que además es portavoz en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía, no puede hacerlo en el ejercicio de sus funciones.

Negar la visita al diputado a determinadas instalaciones del Hospital, en concreto Área Materno-Infantil, UCI y alguna zona y planta quirúrgica, no ha debido ser un buen trago para la Dirección del Área Sanitaria que, seguro, seguían instrucciones impartidas desde «Sevilla» y denota manifiesta torpeza en la gestión de este y en otros muchos asuntos.

Señores de la Consejería de Salud, los problemas se arreglan afrontándolos y no ocultándolos burdamente con bonitas pinturas en los pasillos del Área Materno-Infantil o con los habituales publireportajes.