Sábado 26 Mayo 2018

 facebook  twitter  instagram 

Por fin, a casi un año de su apertura, el Nuevo Hospital de la Serranía ya dispone de telemando digital. Calificarlo como digital es como no decir nada, pero vende, pues los actuales telemandos son digitales. Para que el ciudadano se sitúe, un telemando es un aparato médico que permite realizar numerosas exploraciones radiológicas diagnósticas y terapéuticas.

Fuente: nuevohospitalserraniaya.wordpress.com

Ya en mayo del 2016 denunciábamos que el Nuevo Hospital solo contaría con un telemando, habían prometido dos. Nuestra queja fue confirmada por la entonces delegada de Salud que aseguraba que así el Nuevo Hospital se adaptaba “a los nuevos tiempos”.

Abierto el Nuevo Hospital, cuando desde la Junta se afirmaba que estaba «a pleno rendimiento», esta Plataforma denunciaba que nos encontrábamos en una situación insospechable: el Nuevo Hospital no disponía de telemando. Ni tan siquiera el telemando del Viejo Hospital estaría disponible porque sencillamente no tenía arreglo. Las consecuencias de esta carencia y falta de previsión durante el último año han sido más traslados a nuestro hospital de referencia y una larga e inaceptable lista de espera.

En agosto del pasado año anunciábamos que la actual consejera de Salud había confirmado durante una comparecencia en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía que nuestro Nuevo Hospital dispondría de un telemando multifunción.

quirojaNos la prometíamos muy felices por esta promesa de la consejera de Salud, pero nuestra dicha en un pozo: el telemando que han instalado no es multifunción.  Por tanto, la consejera de Salud, para más inri especialista en radiología, mintió en el Parlamento de Andalucía, o no fue bien informada y asesorada.

La Serranía ya dispone de telemando, aunque no sea multifunción, y de resonancia nuclear magnética. El servicio de radiodiagnóstico cuenta con una buena dotación de material diagnóstico, pero para que todo esté a pleno rendimiento se precisará de tiempo y rodaje, de profesionales y especialistas en radiología, que escasean. Por cierto, ¿recuerdan cuando denunciábamos la carencia de radiólogos?, casi nada ha cambiado, seguimos con déficit de radiólogos. Peor aún, las perspectivas no son nada halagüeñas y en estos días hemos perdido una radióloga. Más, se avecinan jubilaciones que pueden agravar la situación y el riesgo de fugas hacia la sanidad privada -potenciada desde la propia administración- está ahí. Condición que puede agravarse aún más si se cumple la reciente recomendación del «grupo de expertos» para que se amplíe la «colaboración público-privado» mientras se construye el «tercer hospital» para Málaga. Construcción y puesta en marcha que puede eternizarse, tal como ocurrió con el Hospital del Campus de la Salud de Granada, Chare del Guadalhorce o nuestro Nuevo Hospital de la Serranía, entre otros muchos.

Curioso y muy sospechoso, a la cabeza de este «grupo de expertos» está el exconsejero de Salud García de Arboleya, que se declara “gran creyente de la colaboración público-privada y de la política de conciertos”.

Hay dinero para conciertos con la sanidad privada pero no lo hay para la Atención Primaria, el mantenimiento de los hospitales públicos, ni para aumentar plantillas y hacer contratos dignos.

En fin, más de lo mismo, la privatización de la sanidad pública «viento en popa a toda vela».

videorond

Para ver el vídeo completo haz clic en este enlace: 10-17/PEC-000010 y 10-17/PEC-000011. Preguntas escritas con tratamiento de pregunta oral en comisión relativas al área de gestión sanitaria a la que pertenece el nuevo hospital comarcal de la Serranía de Ronda (Málaga).