Lunes 28 Mayo 2018

 facebook  twitter  instagram 

SISCOLAPSA

Los fallos del programa impiden a los facultativos extender recetas, entrar en la historia de los enfermos o rellenar los partes de baja y alta

Fuente: diariosur.es

 

«Por si no hubiera bastante con vernos desbordados por el aumento de enfermos que atendemos con la gripe y la patología respiratoria, llevamos unos días de caídas del servidor y de averías intermitentes del programa informático, lo que nos retrasa y nos crea mucho estrés en las consultas», afirmó ayer a este periódico el presidente de la Asociación ‘Basta Ya’, Carlos Bautista, que integra a unos 300 médicos de atención primaria. Los fallos informáticos impiden a los facultativos desarrollar su actividad con normalidad.

Cuando el servidor se cae o se colapsa, los médicos no pueden recetar ni acceder a la historia clínica de los pacientes. Además, tampoco les es posible rellenar los partes de baja o de alta, ni solicitar pruebas complementarias, derivar a los enfermos a los especialistas de hospital o consultar los datos de las analíticas. «Nos vemos atados de pies y manos si el ordenador se queda sin línea. Es que no podemos hacer nada, lo que va en detrimento de la calidad asistencial y supone un perjuicio para los pacientes», aseguró Bautista. Su argumentación fue respaldada por otros médicos que trabajan en centros de salud de Málaga capital consultados por SUR.

Portada Alta

La situación es especialmente delicada en el centro de salud de Portada Alta, donde a los fallos del programa informático del SAS (Diraya) se une un problema electrónico. Las anomalías se acentuaron desde el pasado lunes. «Llevamos cuatro días de continuos fallos en el sistema. Así no podemos continuar, porque es imposible trabajar sin tener línea en el ordenador», explicaron fuentes médicas del centro de salud de Portada Alta, que lamentaron que no se termine de arreglar la avería, pese a que un técnico en informática ha ido varias veces a intentar subsanarla. «Si no nos funciona el ordenador, no podemos consultar la historia de los pacientes ni prescribirles medicamentos ni nada de nada», recalcaron las fuentes.

Por su parte, la dirección médica del distrito sanitario Málaga aseguró que la empresa de mantenimiento había solventado ya la avería eléctrica y el sistema informático funcionaba con normalidad. Sin embargo, ayer por la tarde las anomalías continuaban, dijeron profesionales del centro de salud de Portada Alta.