Miércoles 25 Abril 2018

 facebook  twitter  instagram 

MEDQUIROFSindicatos y profesionales advierten que el SAS debe empezar a ofrecer contratos más atractivos o de lo contrario tendrá serias dificultades para sustituir personal en los centros

Cuando a principios de noviembre dos sindicatos denunciaron la falta de traumatólogos en Barbarela, que las listas de espera superaban los tres meses en esta especialidad y que los profesionales estaban desbordados por la escasez de personal; la Administración replicó que los incorporaría "lo antes posible", pero que no encontraba profesionales para contratar: no había especialistas en la bolsa. Sindicatos y profesionales confirman que cada vez hay más dificultades para hacer contrataciones. Incluso advierten que la situación irá a peor por las próximas jubilaciones.

Según explican los sindicatos, la situación es producto del déficit permanente de algunas especialidades y de la falta de contratos atractivos en el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Durante los peores años de la crisis y de los contrataciones al 75%, muchos profesionales emigraron, se fueron a otras comunidades autónomas o apostaron por la sanidad privada.

"Aquellos contratos al 75% ahora le están pasando factura al SAS porque hay profesionales que buscaron salida en el sector privado y tienen en la actualidad una estabilidad que no cambian por un contrato poco atractivo en el SAS", apuntó el representante de UGT, Juan Miguel Contioso.

Durante los últimos cinco años, la Organización Médica Colegial tramitó en España unas 15.000 certificaciones de profesionales que querían irse al extranjero. No todos se fueron y algunos ya han vuelto. Pero muchos se quedaron en otro país. Así que ahora hay menos especialistas para contratar. Las comunidades que ofrecen mejores condiciones laborales y salariales se llevan los profesionales.

Según el Sindicato Médico, la sanidad pública andaluza tiene las retribuciones más bajas de España para esta categoría. "El SAS debe espabilar y mejorar las condiciones de los contratos porque con la cascada de jubilaciones que viene en los próximos años, la situación va a empeorar", aseguró el presidente del Sindicato Médico de Málaga, Antonio Martín.

Las dificultades para encontrar especialistas a la hora de contratar perjudica a los profesionales de los servicios -porque están sobrecargados-, a los pacientes -porque las listas de espera son mayores- y también a los gestores -porque algunas sustituciones son un verdadero quebradero de cabeza-.

"Ahora los contratos que oferta el Servicio Andaluz de Salud son al 100%, pero a veces son por tiempos muy cortos. Y un médico que tenga cierta estabilidad en la privada, no cambia ese trabajo por 15 días de contratación en la pública. Sencillamente no se arriesga", admitía un gestor del SAS. Además, apuntaba que aunque trabajar en los hospitales de la ciudad de Málaga puede ser una oferta "golosa" por el entorno y por la oportunidad de participar en equipos punteros, muchos profesionales que se han hecho un hueco en los centros comarcales también son reacios a renunciar a su estabilidad "por un contrato de un mes". La fuente del propio SAS recordaba el caso de un especialista que hizo la residencia (MIR) en Málaga y que estaba trabajando en otra comunidad autónoma al que tentaron con un contrato. Aunque volver a esta ciudad le apetecía, declinó la oferta por la poca duración de la contratación. "Faltan especialistas y hay que ofrecerles buenas condiciones para atraerlos. Ningún profesional que esté en la privada o en un comarcal con cierta estabilidad lo va a dejar por un contrato corto", admitía un cargo del SAS.

Martín pedía también mejoras en las retribuciones. Precisaba que la hora ordinaria de un facultativo -con variaciones según su antigüedad y su carrera profesional- ronda los 35 euros. Las guardias en festivos se pagan a 18 euros brutos y las de días normales, a 16. Según Martín, un MIR del último año cobra un euro más por la guardia que el adjunto que ya tiene la especialidad. Como parte de las mejoras para hacer más atractiva la contratación, la organización sindical también reclama una disminución de los pacientes asignados a cada facultativo en los centros de salud. Martín recuerda que deben rondar las 1.200 ó 1.300 cartillas por médico y que en algunas zonas de la Costa occidental llegan a 2.000.

"El SAS debe hacer una apuesta seria por contratos estables"

"Lo veníamos alertando desde 2007. Va a haber serios problemas para la cobertura [de facultativos]. El SAS debe hacer una apuesta seria por contratos estables. A la vuelta de enero, se prevé una situación complicada con las jubilaciones". Así se manifestaba el presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, quien explicaba que la salida laboral en el sector privado ha mermado la oferta de mano de obra disponible para la sanidad pública. "Han sido sobre todo médicos jóvenes que, tras acabar su MIR, han optado por la estabilidad en el sector privado, frente a la inestabilidad en el SAS. Ha habido una mala siembra y ahora no hay recogida", sostenía. Y añadía: "Los profesionales se han asentado en el sector privado y ahora cuesta que vuelvan por contratos de mes a mes". El presidente de los médicos de la provincia destacaba que hace años, los facultativos jóvenes veían en la sanidad pública su futuro. Pero ahora, lo encuentran -aunque con condiciones en ciertos casos mejorables- en la privada. Sánchez Luque precisaba que faltan anestesistas, médicos de familia, pediatras, oftalmólogos, traumatólogos, dermatólogos... "El abanico de especialidades con déficit es muy amplio", acotaba. Con la apertura en la provincia durante la última década de hospitales potentes -como Xanit y Quirón, que además tienen previstos proyectos de ampliación-, al SAS le han salido empleadores competidores que le disputan los profesionales. Y una vez que estos se insertan con cierta estabilidad en el sector privado, difícilmente se mueven para contratos cortos en la sanidad pública.

 

Fuente: malagahoy.es