Lunes 18 Diciembre 2017

 facebook  twitter  instagram 

  • Noticias

Acabar con las guardias médicas, “imposible” por plantillas y salarios.

Pese a ser un motivo habitual de queja, los profesionales consideran que requeriría doblar las plantillas médicas y aumentar el salario de los facultativos, para que no tuvieran graves pérdidas retributivas.

Las quejas por la escasa remuneración y la importante “carga mental y de estrés” que suponen para el médico las guardias de 24 horas han sido constantes en los últimos meses, llegando a centrar un debate en unas recientes jornadas del Foro de la Profesión Médica (FPME).

Según calcula Vicente Matas, vocal de Atención Primaria Urbana de la Organización Médica Colegial (OMC), un médico realizando guardias durante 30 años realiza la jornada de cualquier otro profesional sanitario durante más de 40 años, pero por este tiempo en general no se cotiza, añade.

Pese a la situación, sin embargo, ni la administración, ni siquiera los propios profesionales, se han llegado a plantear formalmente la eliminación de este sistema de guardias, implantado hace décadas, con el fin de garantizar la “continuidad asistencial” del Sistema Nacional de Salud (SNS).

El motivo, indica Matas en declaraciones a Consalud.es, es que con las plantillas de médicos actuales es “imposible” suprimir las guardias. “Se tendrían que doblar prácticamente las plantillas para que se trabajara por turnos”. Buen ejemplo de ello, añade, es el caso de la Enfermería, donde las profesionales no hacen guardias de 24 horas “pero en los hospitales suele haber el doble de plantilla enfermera que médica”. La situación actual de escasez de facultativos, además, tampoco ayudaría a tener que incorporar a más profesionales.

Desde el punto de vista laboral, además, las guardias se han convertido en “una tabla de salvación” para el médico, “en la forma de incrementar el sueldo, sobre todo para los que tienen contrato precario y a tiempo parcial (75%, 50% o menos)”, como indica Matas en un documento publicado por el Grupo AP25 de la OMC.

Grandes diferencias salariales

Por ello, y dado que el sueldo médico está actualmente por debajo de otros países europeos (el salario base apenas supera los 1.100 euros en casi todas las autonomías), a los profesionales no les interesaría acabar con las guardias a menos que ello no le supusiera un descenso de sus retribuciones. “Eso sería lo ideal, pero ninguna administración está dispuesta a hacerlo”.

Al menos, los profesionales exigen que se homologuen los precios que se paga a los médicos por las guardias en todo el sistema ya que, actualmente, las diferencias pueden llegar a ser de hasta el 66,7% entre los médicos que cobran el mínimo (15,78 euros la hora de guardia en un día laborable) y los que cobran el mayor importe (26,31 euros por hora). “Son diferencias muy grandes, sólo por trabajar en una comunidad autónoma o en otra, realizando el mismo trabajo”, añade Matas.

Por otro lado, y ante la imposibilidad de eliminar las guardias, los facultativos también proponen que estas sean, al menos, voluntarias, algo que ahora no ocurre hasta que el médico cumple los 55 años. “Hasta entonces son obligatorias por norma general”.

En todo caso, indica el portavoz colegial, “es hora de que las Administraciones sean conscientes del tratamiento injusto que supone para los médicos, la remuneración tan escasa, sobre todo en algunas comunidades autónomas”, y del tremendo esfuerzo que realizan “en horario penoso y después de cumplir su jornada diaria”.

 

Sindicato Médico Andaluz