Lunes 20 Noviembre 2017

 facebook  twitter  instagram 

Condiciones Acceso

  • Comentarios

Estimados compañeros:

La Subdelegación del gobierno andaluz en Málaga considera un “insulto” la comparación que hacemos de las citas en el Centro de Especialidades S. José Obrero (Barbarela) con los tiempos que manejan en McDonalds para servir su comida. 

Los huecos para citar pacientes son de 7 minutos, algo ya indecente. En estos huecos, además, se duplican citas en un siniestro overbooking como queriéndose asegurar un lleno que ya estaba asegurado de antemano, y con la diferencia de que nadie queda fuera: si asisten los dos pacientes, tendrán 3 minutos y medio para atender a cada uno. ¿No será más bien que esto es un insulto para el paciente y para su médico? Pues esto pasa a día de hoy, y no será porque no lo hemos denunciado ya otras veces, y la Administración siempre responde lo mismo: “están trabajando para mejorar las agendas” y el manido “la asistencia está garantizada”.

Ahí está la hemeroteca, a mediados de enero de 2016. Han tenido casi dos años y hoy la cosa está peor que antes. Ahora dicen que ya están los contratos ahí para traer nuevos profesionales.

Mañana veremos.

Hola soy médico. Trabajo desde hace dos décadas para la sanidad pública como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.  No sé si publicará esta carta, pero por lo menos lo intento.

He revisado entre el asombro y el regocijo las noticias al respecto del bragado maquinista capaz de parar su tren para no poner en peligro potencial a sus ocupantes, al superar el tiempo que de forma continuada podía conducirlo. Digo bragado porque hay que tener valor para exponerse al calvario de investigaciones, expedientes, sanciones y demás presiones que la empresa le va a hacer soportar. Seguro había sido más fácil seguir hasta llegar a su destino, como seguro él mismo y muchos de sus compañeros, ha hecho otras veces, ya que, hasta que pasa, nunca pasa nada, por conducir dos o tres horas más.