Domingo 19 Noviembre 2017

 facebook  twitter  instagram 

La asociación remite a la Junta un escrito en el que denuncia "el hacinamiento" de las familias en la segunda planta del Materno

Cree que lleva a contagios y falta de intimidad

A las quejas de los padres se suma ahora la del Defensor del Paciente. La asociación que defiende a aquellos afectados por negligencias del sistema sanitario remitió ayer un escrito pidiendo a la Junta que solucione los problemas que afectan a la sanidad andaluza, poniendo como ejemplo la situación de la segunda planta de Pediatría del Materno Infantil, en la que hay habitaciones con cuatro cunas para los niños que ingresan en el hospital.

La carta, firmada por la presidenta nacional del Defensor del Paciente, Carmen Flores, está dirigida a la presidenta de la administración andaluza, Susana Díaz, y a la consejera de Salud, Marina Álvarez, y pone de manifiesto que con la gestión de determinadas zonas de los hospitales "se saltan a la torera la confidencialidad e intimidad del paciente, el peligro a que los niños se contagien de las patologías unos a otros".

La actual situación en dichas habitaciones, según el escrito del Defensor del Paciente, podría ser motivo de incumplimiento de la propia legislación andaluza: "Los menores deben estar en habitaciones individuales y no mezclados nada menos que con cuatro pacientes más". Y es que según el decreto 246/2005, que regula la atención sanitaria a menores, "las personas menores de catorce años que requieran internamiento hospitalario dispondrán de habitaciones de uso individual".

La saturación de algunas habitaciones en el Materno "es algo que viene de hace tiempo y que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no soluciona", explica el abogado del Defensor del Paciente Damián Vázquez. El letrado no entiendo "como en pleno siglo XXI pueden estar hacinadas cuatro familias con sus respectivos hijos en una misma habitación, lo que puede provocar problemas para la salud y falta de descanso ", algo que él define como "situaciones contrarias al objetivo de un centro hospitalario".

Tanto Salud como el propio Materno expresaron que la reforma de la segunda planta de Pediatría entra dentro de los planes próximos de reforma, aunque sin poner fecha concreta. El centro hospitalario que se encuentra actualmente culminando las obras en las plantas cuarta y quinta del edificio. Sin embargo, Vázquez no ofrece credibilidad a que las obras vayan a empezar en un futuro próximo: "Llevo más de 20 años escuchando las mismas palabras y nada cambia".

El sistema de obras y reformas de los hospitales de la provincia funciona por medio de un fondo común al que los hospitales aportan una fracción de sus presupuestos anuales. Una vez se cuenta con los fondos, se decide cuales son los trabajos que requieren más prioridad. Al acometerse la gran mayoría de las obras en verano, debido a la menor actividad de los centros durante ese periodo. Ello conllevaría que una potencial reforma de la planta se llevaría a cabo el año que viene, cuando entren en vigor los nuevos presupuestos puesto que los de este año ya tuvieron su paradero.

No obstante, la delegada de la Consejería de Salud en Málaga, Ana Isabel González, afirmó que es la Gerencia del Hospital quien debe "confirmar y decidir" cuando la actuación se puede llevar a cabo. Mientras tanto, la consigna a seguir es tratar de repartir lo mejor posible a los ingresados para que no se llenen las cuatro cunas de las habitaciones. La segunda planta de Pediatría es la única del Materno que aún no ha sido reformada desde su puesta en funcionamiento y el centro afirmó que las habitaciones están "a la espera de realizar la obra de mejora".

Las quejas que algunos padres relataron a este periódico obtuvieron también respuesta del Materno, que aseguró que el servicio se "ajusta siempre a las necesidades y garantizando la calidad asistencial". Además, el centro aclaró que lamenta "si la situación incomoda a los pacientes". Hasta que se produzcan las obras podría quedar aún la peor fase de la gripe, algo que preocupa al abogado del Defensor del Paciente, ya que podría conllevar la saturación de las habitaciones si el virus este año entra con fuerza.


"Como haya un repunte de gripe tendremos un problema"


El abogado del Defensor del Paciente, Damián Vázquez, expresó su preocupación por lo que podría ocurrir en los hospitales, entre ellos el Materno, en caso de tener un año complicado de gripe: "Si en enero o febrero, que son los meses más complicados, tenemos el típoco repunte con la gripe vamos a tener un problema". El letrado denuncia que la situación en los hospitales "es como el día de la marmota", ya que la "saturación y hacinamiento" se repite año tras año "sin que el SAS haga nada al respecto". Vázquez insiste en que las mismas imágenes se repiten año tras año "desde hace décadas", y opina que la administración andaluza debería "solucionar un problema que saben que deben arreglar". Además, asegura que en todas las épocas del año ocurre algo que merma la eficacia de la Salud andaluza: "En agosto están las vacaciones y hay menos personal, y en enero cuando tenemos el frío más intenso viene la subida en la gripe y la liamos". Es por ello que la clave, además de reformar los espacios correspondientes en los centros, pasa según él por aumentar el personal sanitario, cuyo personal en Andalucía se vio aminorado en casi 8.000 trabajadores en los peores años de la crisis económica, 1.500 de ellos en Málaga, según un informe de la Cámara de Cuentas. Especialmente significativos fueron los recortes en el Hospital Regional, al cual pertenece el Materno Infantil, con 557 despidos entre 2011 y 2013, de ellos casi 150 eran enfermeros. Vázquez asegura que en el asunto de las infraestructuras, deberían encontrarse "otras habitaciones capaces de acoger a esos niños", y en cualquier caso, el SAS "debe actuar cuanto antes" para que los pasillos y las habitaciones de los hospitales se adapten a los estándares recogidos en la legislación. Además de la habitación individual, Vázquez cree que en el medio plazo "tendrán que incluir un mobiliario adecuado, además de ser confortables para permitir el descanso nocturno para los familiares del ingresado, así como incluir duchas, tal y como recoge la legislación".

 

Fuente: malagahoy.es