Lunes 20 Noviembre 2017

 facebook  twitter  instagram 

45minutos

La consejera cree que con esta medida se facilitará el trabajo de los especialistas, pero si los médicos de familia siguen teniendo 4-5 minutos por paciente, será imposible que esta medida sea efectiva.

En 4-5 minutos por paciente, hacemos la historia clínica, exploramos al paciente, hacemos un juicio clínico, pedimos las pruebas complementarias (también ecografías y TAC) si son necesarias, rellenamos todos los documentos y ponemos el tratamiento con el ordenador y en varias aplicaciones que funcionan cuando quieren, explicamos al paciente con claridad y buena educación para que no se enfaden y en el tiempo que nos sobre...

A partir de octubre, los médicos de familia del Servicio Andaluz de Salud (SAS) no tendrán limitaciones a la hora de solicitar ecografías, resonancia magnética y el escáner o TAC (tomografía axial computarizada) para sus pacientes.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, informó ayer en el Parlamento andaluz de que a partir del tercer trimestre en Atención Primaria se podrán solicitar «más pruebas de imagen y de laboratorio». Hasta ahora, el encargo de la mayoría de estos análisis estaba reservado a los facultativos especialistas. Ésta es una de las novedades recogidas en el Proyecto Estratégico de Desarrollo de la Alta Resolución Diagnóstica y Terapéutica en Atención Primaria.

Según indicó la Consejería en una nota de prensa, el objetivo es impulsar la Atención Primaria, que la consejera ha definido como «uno de nuestros ejes estratégicos que tiene que convertirse en el eje vertebrador de la atención sanitaria» porque «mejora el sistema sanitario en su conjunto».

Con esta medida, según la consejera, se va a incrementar la capacidad de resolución diagnóstica y terapéutica de los profesionales en los centros de salud, a fin de evitar interconsultas innecesarias y para que los pacientes lleguen a los especialistas del hospital con un diagnóstico previo.

Además, se establecerá una cartera diagnóstica acordada con los profesionales que proporcione a los médicos de familia acceso a los procedimientos diagnósticos de imagen, laboratorio, anatomía patológica y microbiología, entre otros. Y simultáneamente, aumentará la formación de los profesionales y el equipamiento diagnóstico de los centros.

Cirugía menor

Dentro de este plan de impulso de los centros de salud se incluye el fomento de la cirugía menor tanto por parte de facultativos, como por parte de enfermería, siendo en este último ámbito Andalucía un referente nacional. Igualmente, se seguirá potenciando el uso de las aplicaciones móviles, con el objetivo de facilitar la relación de la población con los servicios sanitarios, y se mejorará la plataforma de acceso a la historia de salud.

En lo que respecta a las urgencias, plantea una revisión y trabaja en un plan de información para que los usuarios «hagan un uso adecuado de los recursos sanitarios en sus diferentes niveles asistenciales».

Los profesionales cuestionan la eficacia de que puedan solicitar determinadas pruebas que antes tenían restringidas. Desde el Sindicato Médico Andaluz (SMA) no se opone a la solicitud de ecografías, endoscopias o TAC en Atención Primaria, pero insisten en que si el tiempo dedicado a cada paciente no se amplía, medidas como la anunciada «van a complicarlo todo aún más».

«Cualquier trabajo nuevo, si no va acompañado de una ampliación de tiempo, es un engañabobos», destaca el presidente del SMA, Rafael Carrasco. «Difícilmente, se puede diagnosticar y pedir pruebas para un paciente si en lugar de diez minutos, sólo tenemos dos o tres minutos para evaluarlo», destaca el responsable del sindicato más representativo entre los profesionales de la Medicina del SAS.

En materia de personal, la consejera avanzó que, de aquí a final de año, se contratarán cerca de 400 profesionales para Atención Primaria (105 médicos de familia, 210 enfermeras, 33 matronas, 30 trabajadores sociales y 8 pediatras).

En el siguiente enlace podéis leer la carta viral de una médica de Primaria del País Vasco que ejemplifica la situación de saturación que viven los facultativos de este nivel asistencial en su trabajo diario y con la que se han identificado muchos profesionales de A. Primaria. Con 10 minutos por paciente asignados que se convierten en muchos menos en cuanto aparecen problemas de pacientes de otros cupos, urgencias, papeleo, etc.

CARTA DE UNA MÉDICA DESBORDADA

 

Sindicato Médico Andaluz