Jueves 27 Julio 2017

 facebook  twitter  instagram 

Un médico de Huelin denunció este miércoles haber asumido su cupo de usuarios y el de tres compañeros más, llegando a superar las 70 atenciones

La Junta modificó este jueves los turnos de llegada ante lo que calificaron como "malentendido".

El Servicio Andaluz de Salud ha garantizado al menos 13 minutos por paciente en las urgencias de los centros de salud que abrirán este verano por las tardes para atender la demanda de pacientes y descongestionar de este modo las urgencias.

VIGERENTESAS
La gerente del SAS responde al médico Carlos Bautista
VMF

El médico Carlos Bautista, del centro de salud de Huelin, denunciaba ayer en La Opinión, la falta de médicos, lo que le obligaba a ver unos 70 pacientes al día

El tiempo estimado en los centros de salud de El Palo y Cruz de Humilladero -que habitualmente tienen urgencias- es, estos días, según datos facilitados por la dirección del distrito Málaga-Valle del Guadalhorce, de 13 minutos por paciente, mientras que en los de La Roca y El Cónsul, que abren para atender la demanda estival, es de 30 minutos. El cupo de pacientes por tarde y médico estos días ha sido de 19 en El Palo (el máximo) y 9 en La Roca (el mínimo).

Con esta información la dirección gerencia del distrito de la capital quiere desmentir las críticas del colectivo de profesionales «basta ya», que agrupa a más de 160 galenos de Atención Primaria, que denunció hace unos días que se dé un minuto por paciente al acudir al médico y señalaron que esta numeración sólo se refiere al puesto para ser atendido. Precisamente en esta línea, el SAS envió este jueves un comunicado en el que explicaba que los pacientes son atendidos "sin limitación de tiempo" y lamentaba el "malentendido" por las instrucciones de asignación por llegada de paciente.

"Desde las 15.00 hasta las 20.00 horas las citas se asignarán en el orden de llegada de cada paciente y que, por lo tanto, se realizarán en el orden que se ha dado la cita y durante el tiempo que cada profesional determine", señaló la Junta en un comunicado.

En lo que respecta al cupo de pacientes por médicos, el director del distrito, Maximiliano Vilaseca, señaló a este periódico que el máximo de ausencias por centro de salud es del 33%. En respuesta al portavoz de los médicos de Atención Primaria que piden una mejora y que denuncian el deterioro de la sanidad, Carlos Bautista, Vilaseca desmintió que este galeno viese el miércoles, tal y como publicó este periódico en un vídeo de Bautista, a más de 70 pacientes. Tras cotejar la información, la gerencia agregó que este vio a 48 pacientes. "Los médicos asumen los cupos de sus compañeros, pero nunca en su totalidad, se van repartiendo", manifestó el director gerente.

A modo de ejemplo, señaló que en el centro de salud de Huelin, donde trabaja Bautista, hay 16 profesionales de los que faltan seis. "Los diez restantes se reparten los pacientes que lleguen de los otros seis", agregó, al tiempo que admitió que el problema que ha tenido este año el SAS no es otro que la falta de médicos de familia para contratar por haberse agotado la bolsa, lo que les ha obligado a pedir una tarde de trabajo a cada médico de Málaga en todo el verano. "Ese día, el médico elige si no trabaja por la mañana o si se le paga esta tarde del verano como jornada complementaria", apuntó.

Y es que Bautista publicó en redes sociales varios vídeos en los que relataba su jornada laboral. En el mismo explicaba haber pasado consulta, en la mañana del miercoles, en una jornada laboral "normal" de verano, a sus pacientes y a los de tres compañeros.

"Es la una, he visto pacientes de un compañero jubilado desde hace muchos meses, de una compañera de baja porque está malita, porque los médicos nos ponemos malitos, y pacientes de un compañero que está con sus justas vacaciones. También he visto a mis pacientes y creo que he llegado a 60, más pacientes sin número y los perdidos de consulta en consulta", señalaba Bautista en el vídeo.

En el documento audiovisual relataba que había hecho el turno de 8 a 14 horas, con un aviso a domicilio incluido, y que a las 15 horas entraba a trabajar en las urgencias del centro de salud de El Cónsul. Precisamente ese día era en el que el profesional tenía que trabajar su tarde -cinco horas- para cubrir los huecos del verano. Según confirmó, en cinco horas había visto a siete pacientes.

En relación a la baja cifra de usuarios, Bautista se preguntó el coste que supone al SAS abrir un centro de salud, con lo que ello conlleva, para sólo siete pacientes. La respuesta del distrito en relación a este asunto es clara: "se trata de un criterio de planificación: no solo es importante la frecuentación, sino la accesibilidad de los usuarios", señalaba Maximiliano Vilaseca, que explicaba que, de otro modo, se colapsarían las urgencias del Clínico o Carlos Haya con pacientes con patologías banales y de fácil resolución.