Lunes 20 Noviembre 2017

 facebook  twitter  instagram 

Según los datos, varios centros de salud de Melilla y Ceuta son los más conflictivos en proporción a la cantidad de médicos que hay.

CSPELIGRO

El Ministerio del Interior ha anunciado recientemente que realizará una calificación de los centros médicos en función del riesgo de acción delictiva en cada uno, como una de las medidas para tratar de frenar las agresiones a los profesionales sanitarios. A falta de conocer si este listado se hará público, las estadísticas de la Organización Médica Colegial (OMC), y de las propias administraciones, permiten elaborar una radiografía sobre los centros más peligrosos para la integridad de los sanitarios.

La ciudad autónoma de Melilla registró en 2016 una media de 17,61 agresiones por cada 1.000 médicos colegiados, según el último informe de la OMC

De esta forma, y aunque por tratarse de una población pequeña no llega a las cifras de otras regiones, la ciudad autónoma de Melilla registró en 2016 una media de hasta 17,61 agresiones por cada 1.000 colegiados, según el último informe de la OMC. En este sentido, el propio director territorial del Ingesa en Melilla, Francisco Robles, reconoció haber tramitado hasta siete expedientes en 2016 por agresiones a un total de 10 profesionales. La mitad de las agresiones se habían producido en el Centro de Salud de Cabrerizas, según recogía Cope Melilla.

Y es que, en este centro, llegó a producirse en noviembre de 2016 una agresión en un mismo día a tres médicos y una enfermera por parte de pacientes distintos. Tras este suceso, fuentes del Sindicato Médico de Melilla indicaban a Consalud.es, que “las agresiones verbales y los comportamientos antisociales son la norma, no sólo en este centro de salud, sino también en los hospitales y en otros centros de salud de Melilla”. Como explicación a ello, las mismas fuentes esgrimían que “se trata de una zona especialmente conflictiva, porque se atiende a una población muy elevada y con características culturales muy específicas. Son pacientes complejos”.

Junto a Melilla, la ciudad autónoma de Ceuta también tuvo una incidencia media de 3,13 agresiones por cada 1.000 médicos colegiados. En este caso, los trabajadores del Centro de Salud del Tarajal ya se han concentrado en diversas ocasiones (la última, hace apenas unas semanas) para protestar por las constantes agresiones que sufre el personal.

Además de Ceuta y Melilla, son Extremadura y Cataluña las regiones donde más agresiones se producen en proporción al número de médicos. A nivel global, en Cataluña se registraron en 2016 un total de 109 agresiones a médicos, mientras que en Andalucía se produjeron 102.

URGENCIAS Y ATENCIÓN PRIMARIA, LA PEOR COMBINACIÓN

En cuanto a los ámbitos donde suelen ser más frecuentes las agresiones, los datos apuntan a que son las Urgencias de Atención Primaria las áreas más peligrosas para los facultativos, puesto que en 2016 se registraron 2,79 agresiones por cada millón de consultas, mientras que en la atención hospitalaria común la cifra se rebaja hasta los 0,89 casos por la misma cantidad de consultas.

 

Fuente: consalud.es